Archivo de la categoría: Simuladores

Wing Commander (1990)

En 1990 Chris Roberts, diseñador de Origin Systems, iniciaría para PC la primera gran saga de videojuegos de ciencia ficción. Esta serie, aunque sería superada años más tarde, sería el referente para los distintos juegos del género posteriores, incluidos los del universo Star Wars.

Su aceptación fue tal que el videojuego terminaría inspirando una película, que sería proyectada en 1999 y que dirigió el propio Roberts, una serie de television y diversas novelas. El videojuego fue promocionado como un simulador de combate espacial en 3D, si bien lo que más se destacó del producto fue la calidad de las escenas cinemáticas que nos iban introduciendo en la historia.

La historia se ambienta en el siglo XXVII, la humanidad se encuentra amenazada por una raza de felinos llamada Kilrathi. Para enfrentarse a ella, se crea la organización multinacional conocida como Terran Confederation, cuya misión es reclutar a los mejores pilotos del planeta. Cogemos el papel de un piloto a bordo del mítico TCS Tiger’s Claw., que pronto conseguirá prestigio y liderará los ataques contra los Kilrathi.

El juego comienza en la nave nodriza, que hacia las veces de menú principal, en la que visitando las distintas habitaciones podíamos obtener información de las misiones a realizar. Después ya pasamos a la acción, teniendo que realizar las diferentes misiones, que suelen consistir en llegar a un punto y destruir algún elemento importante del enemigo. Aunque las misiones son algo monótonas, la historia y las instrucciones de la misión le dan un aspecto más peliculero que ayuda a la inmersión en el argumento del juego. El control del juego es algo complicado, ya que no el título no pretende ser un arcade sino un simulador, algo que le valió en su día la crítica de muchos jugadores.

Wing Commander fue una revolución en el aspecto técnico. Todo se cuidó de una forma excepcional, sacándole todo el jugo a las tarjetas VGA y con un sonido excelente que ambientaba el juego de una forma increible. Aunque los gráficos no son realmente en 3D, la simulación del entorno tridimensional está bastante conseguido. Pero el punto más destacado son las escenas cinemáticas, que ayudan a ambientar una historia ya de por sí bastante cuidada, y que no tenían precedentes de tan alta calidad.

Aunque fue originalmente concebido para PC, pronto habría conversiones para Commodore Amiga, Super Nintendo y Mega CD. El impacto de Wing Commander, más que en el propio juego, vino con juegos posteriores como X-Wing, Tie-Fighter o Conflict: Free Space son evoluciones de éste. El desarrollo del juego llevó años y un gran equipo, algo impensable antes (donde un juego se escribía por una persona) y que definió los canones en los que se movería la creación de videojuegos posterior.

La saga tuvo una gran cantidad de secuelas. Inicialmente vinieron las expansiones para el primer título: The Secret Missions 1 y The Secrets Missions 2. En 1991 vendría Wing Commander II: Vengeance of the Kilrathi, con sus respectivas expansiones Special Operations 1 y Special Operations 2. En 1994 saldrían dos productos, por un lado Super Wing Commander, que era una revisión del juego original para la 3DO con nuevos gráficos, y por otro Wing Commander III con unos sorprendentes gráficos 3D poligonales y secuencias de video protagonizadas por Mark Hammill (Luke Skywalker en Star Wars). En 1996 llegaría Wing Commander IV: The Price of Freedom y en 1997 Wing Commander: Prophecy.

En este video podeis ver cómo es el juego:

X-Wing (1993) by darkpadawan

En esta ocasión os pongo un artículo redactado por darkpadawan que es un gran entendido en el tema de videojuegos de Star Wars y al que desde aquí quiero agradecerle su colaboración tanto con mi blog como con nuestra serie de Grandes Álbumes en www.mike-oldfield.es, si quereis más información no dudeis en ir a su web que encontrareis en los enlace.

En 1993, Lucas Arts dio forma a uno de los sueños de miles de seguidores de la saga de Star Wars: emular a Luke Skywalker a los mandos de un caza estelar de la Alianza Rebelde. Lo hizo de la mano de Lawrence Holland y Edward Kilham, que habían sentado muchas de las bases del género de simulación de combate con la trilogía Battlehawks 1942, Their fines hour: the battle of Britain, y Secret Weapons of the Luftwaffe.

El resultado fue sobresaliente en todos los sentidos. Para la época, graficamente el juego era una delicia, con un motor gráfico que aproximaba las 3D de modo muy convincente. En cuanto al apartado sonoro, los sonidos eran muy correctos, y la música utilizaba el sistema IMuse, que reaccionaba en función de los acontecimientos, lo que hacía que sólo por la música que se escuchaba en un momento determinado el jugador podía adivinar lo que sucedía a lo largo de una misión.

x-wing screenshot 02Por otro lado, se ha criticado su falta de historia, lo cual es un error muy común. De hecho, X-Wing tenía una storyline muy sólida y original, ya que narra los acontecimientos previos a la batalla de Yavin, para culminar en ésta, en el célebre ataque a la Estrella de la Muerte. Lo que sucede es que, aparte de ciertas cutscenes que se iban mostrando de cuando en cuando, el desarrollo de la historia sólo era accesible en modo texto durante los intervalos de presentación de las misiones. Añádase a ésto que el juego no se llegó a traducir oficialmente al castellano, y se comprenderá la razón de el error comentado.

x-wing screenshot 03También es destacable la ambientación, perfectamente lograda desde el primer momento. Para acceder a los distintos modos de juego, se nos presentaba la sala interior de un Crucero Mon Calamari, en la que al pulsar con el botón en las distintas puertas entrábamos en las distintas secciones de la nave para llevar a cabo misiones de entrenamiento de vuelo y de combate, acceder a las campañas, entrar en la biblioteca, etc… Una interfaz que posteriormente ha sido copiada por múltiples títulos. Ambientación que continuaba perfectamente en el resto del juego, con la sala de instrucciones de la misión, las cutscenes, las ceremonias de entrega de medallas, los guiños a la historia del episodio IV, los pitidos de R2 cuando éramos alcanzados.

x-wing screenshot 04El juego incluía un completo (y divertido) sistema de aprendizaje, a través de unas iniciales misiones de entrenamiento de vuelo en las que había que volar a través de un sistema de anillos tridimensional que servía para hacernos con los mandos de las naves, completado con la nada desdeñable cantidad de 24 misiones de entrenamiento de combate en las que se aprendían las diferencias entre los distintos cazas que podíamos utilizar (X-Wing, B-Wing y A-Wing), tanto en sus sistemas de armamento como en maniobrabilidad, resistencia y otros parámetros. Una vez listos, accedíamos a la primera de las campañas (denominadas “Tour of duty”), en las que, a través de 39 misiones, descubríamos los esfuerzos de la Alianza en su lucha contra el Imperio previos al episodio IV, cómo y en qué circunstacias se entregaban los planos técnicos de la Estrella de la Muerte a la Princesa Leia, para finalizar recreando el asalto final a ésta en Yavin.

x-wing screenshot 05Poco después saldrían al mercado sus dos expansiones oficiales Imperial Pursuit y B-Wing, que narraban los acontecimientos que transcurren entre la batalla de Yavin y la llegada a Hoth, llenando por tanto el hueco entre los episodios IV y V de la saga cinematográfica. Con estas expansiones, sus 48 nuevas misiones, la utilización del nuevo caza B-Wing y alguna otra mejora como seis nuevas misiones de entrenamiento específicas para el nuevo caza, se redondeó el juego original de forma sobresaliente. X-Wing se convirtió en un clásico desde el mismo momento de su publicación, y sorprendentemente desde Lucas Arts consiguieron superarlo un año después, cuando presentaron el célebre TIE Fighter.

x-wing screenshot 06Hoy en día el juego se encuentra descatalogado, pero puede encontrarse en cualquier página de abandonware, incluso la versión coleccionista en CD-ROM, que incluye el juego completo más sus expansiones, pequeñas mejoras gráficas, y seis misiones nuevas añadidas expresamente. Utilizando emuladores como DOSBox, puede seguir jugándose en plataformas modernas con Windows XP.

En este vídeo podéis ver cómo es el juego: