Operation Wolf (1987)

Hacia 1987 empezaron a aparecer en los salones recreativos una máquina que destacaba sobre el resto. Dicha máquina tenía frente a la pantalla una enorme metralleta que terminaba atrayendo a todos los curiosos. Se trataba de Operation Wolf de Taito, que se convertiría en una auténtica tragamonedas y que impondría moda, saliendo todo tipo de títulos de todas compañías más tarde con un sistema de juego muy similar.

En el videojuego cogíamos el papel de un guerrillero armado con una metralleta y unas cuantas granadas. Nuestra misión era la de capturar seis bases enemigas: centro de comunicaciones, jungla, pueblo, central eléctrica, campo de concentración y aeropuerto. Además debíamos rescatar a los distintos rehenes que ibamos encontrando. En contra nuestra nos encontraremos a todo el ejército enemigo, desde infantería a todo tipo de maquinaria pesada.

Para disparar se utilizaba la metralleta cuya posición era representada en la pantalla con un punto de mira. Sobre los distintos escenarios iban apareciendo los enmigos de todas partes, teniendo que destruir un cierto número para poder capturar la base. Ni las balas ni las granadas eran ilimitadas, por lo que también aparecían cargadores que, al ser disparados, nos surtían de munición. También podíamos conseguir munición si disparábamos a los animales. Nuestra barra de energia bajaba tanto por disparos enemigos, como si alcanzábamos a algún inocente que estuviera en el campo de batalla. Si terminabamos el juego volvía a empezar desde el primer nivel, pero con una dificultad más elevada.

Aparte de la implementación de la metralleta, destacaba su aspecto gráfico. Los sprites eran especialmente detallados, mucho más de lo habitual en aquella época, y podíamos ver como rápidamente se llenaba la pantalla de personajes. El sonido acompañaba muy bien al juego y ayudaba a la ambientación. El juego tenía diversas escenas finales dependiendo de la munición que nos quedaba, los rehenes rescatados, etc…

El juego fue un número uno mundial y no tardó en pasar a dispositivos domésticos en unas conversiones muy bien conseguidas pero que tenían en su contra no tener los controles más adecuados. De todas las mejores eran las que permitían ratón, ya que era la sensación más parecida a la original con la metralleta. Las conversiones que se lanzaron fueron para Amiga, Amstrad CPC, Atari ST, Commodore 64, PC, NES, MSX, Sega Master System, Turbografx, y ZX Spectrum. En 2005 se incluyó en el recopilatorio Taito Legends. Las secuelas del juego serían Operation Thunderbolt (1988), Operation Wolf 3 (1994) y Operation Tiger (1998).

En este video podeis ver como era la versión original arcade y su gran calidad gráfica:

10 pensamientos en “Operation Wolf (1987)

  1. PEMM

    A esta si que jugaba,recuerdo que enseguida agotaba las municiones,ademas era una epoca en la que todo quisqui estaba poseido por Stallone…
    Se les ponia hasta cara de maquina de matar charlyes…
    Un abrazo jaimixx…

    Responder
  2. PEMM

    Por cierto,y saliendome un poco del tema,hace tiempo que no sabemos nada del amigo Valero,confio en que pronto nos sorprenda con sus novedades y enseñanzas…

    Responder
  3. Nick Furia

    Joder, es una obra maestra, el artículo me refiero y el juego también, esa máquina es el examen para ser jefe de S.H.I.E.L.D., tienes qeu pasarla con un parche en el ojo, un brazo atado a la espalda y haciendo el pino con la oreja. Baste decir que te lo tienes que pasar en 26 minutos sin ser herido una sola vez…

    Recuerdo aquel día como si fuera ayer…

    Snifff, fuerza y honor.

    Responder
  4. Huellas Perdidas

    Como olvidar este título. Creo recordar que éste juego lo descubrí con otro título muy famoso: “Moonwalker” ^^ y sin duda los dos están en la misma sección de recuerdos dentro de mi cabeza. Gran juego si señor! Salu2!

    Responder
  5. Jkrincon

    Lo que más me impresiona del avance de los videojuegos en tan corto tiempo es como podemos tratar de “anticuadas” unas gráfica como las del gamecube por ejemplo, ni hablar las de este juego, pero en su epoca, marcaron ritmo, algún día seremos nosotros los anticuados.

    Responder
  6. Huellas Perdidas

    Lo que me parece increíble, son los requerimientos mínimos del juego: BLADE RUNNER, con unos gráficos alucinantes para la época en que nació, y los mínimos de algunos juegos que sacan ahora. El mercado se ha vuelto loco con los gráficos, se empeñan en hacer cada vez gráficos mas reales, y pierden la perspectiva y la esencia de un juego en sí, proporcionar diversión. Llamadme carca, pero hay muchas veces que prefiero juegos del estilo Operation Wolf a alguno de nuestra época.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *