Laura Bow: The Colonel’s Bequest (1989)

A finales de los ochenta el mercado de las aventuras gráficas estaba practicamente copado por LucasFilm Games y las obras de Ron Gilbert. La única oposición seria que tuvo fue por parte de Sierra Online con las obras de Al Lowe (Leisure Suit Larry) y Roberta Williams. Williams ya había tenido una cierta fama a principios de los ochenta al iniciar la conocida serie King’s Quest, pero sería The Colonel’s Bequest su primera obra de éxito tras surgir LucasFilm.

El juego se ambienta en 1920, Laura Bow es una estudiante de periodismo de la Universidad de Tulane e hija de un concido detective. Es invitada por su amiga Lillian a pasar un fin de semana en la plantación de azucar del coronel Dijon. Una vez allí, el coronel anuncia que al no tener herederos repartira sus bienes entre los familiares que allí están y que de morir alguno de ellos antes que él se repartirían entre los restantes. La tensión aumenta y poco a poco algunos de los invitados aparecen asesinados.

El videojuego tiene una clara influencia de las novelas de Agatha Christie. El sistema de juego tenía un planteamiento muy original, se desarrollaba por tramos de un cuarto de hora en los que sucedían cosas o aparecían nuevas pistas. Si Laura conseguía avanzar, el cuarto de hora pasab en unos cuantos segundos reales. Este juego estaba más encaminado hacia el conocimiento de los personajes que hacia la resolución de puzzles, dando otra dimensión a la aventura gráfica.

Técnicamente era bastante sofisticado. Ese planteamiento hacia los personajes lo hacía más complejo ya que debíamos espiarlos sin ser descubiertos. El acabado gráfico era bastante correcto y tenía una excelente banda sonora. Realmente se trataba de un intento meritorio de hacer frente a LucasFilm, con un estilo más serio frente al humorístico de juegos como Maniac Mansion. Si bien no tuvo el mismo éxito si fue destacable, ya que hizo frente dando una alternativa y no imitando.

El personaje protagonista destacó bastante al ser de los pocos portagonistas femeninos vistos en un videojuego hasta la fecha. El nombre de Laura Bow estaba inspirado en Clara Bow, una actriz de los años 20 que llegó a ser un sex-symbol. Roberta Williams fue capaz de darle un gran carisma al personaje, por lo que Sierra apoyó un segundo juego con Laura de protagonista llamado Laura Bow: The Dagger of Amon Ra. Este juego tuvo más éxito que el primero, destacando una gran mejora gráfica y una muy buena historia.

En este video podeis ver la introducción de The Colonel’s Bequest:

6 pensamientos en “Laura Bow: The Colonel’s Bequest (1989)

  1. PEMM

    Se nota que ya empezaban a ser unos juegos mas elaborados,con guiones mas realistas y saliendose del convencional mata-marcianos tan populares en la epoca…

    Responder
  2. darkpadawan

    Roberta Williams también debería ser conocida como un gurú de los primeros videojuegos. Es curioso que sea de quien menos se suele hablar con respecto a otros visionarios de aquella época.

    Responder
  3. Gon

    Como no encuentro un libro de visitas, voy a filtrar entre estos comentarios mi felicitación por el curro dedicado a la página… ¡muy interesante! Saludos

    Fdo: Uno de la cosecha del ’84… ¡arriba la SNES!

    Responder
  4. jaimixx

    Tienes razón darkpadawan, Roberta Williams es una de las grandes “tapadas” de los videojuegos a pesar de su extensa (e importante) obra. Parece mentira que se hable tanto de Al Lowe y apenas se mencione a Williams. Estoy preparando un monográfico sobre ella.

    P.D: Gon, gracias por los animos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *