Worms (1994)

Nos encontramos a mediados de los 90, la mayoría de las compañías de videojuegos para ordenador pretenden sacar el videojuego tecnológicamente más avanzado y con los gráficos más espectaculares, aunque, para ello, sacrifiquen la jugabilidad. Y en medio de toda esta vorágine tecnológica aparece Team 17, compañía totalmente desconocida para todo aquel que no tuviese en sus manos un Commodore Amiga (para el que publicaron Alien Breed, Full Contact, Body Blows, y lanzan Worms, un juego simple, sin alardes tecnológicos, pero que resulta tremendamente divertido, convirtiéndose en poco tiempo en un auténtico superventas.

El padre de la criatura es Andy Davidson cuando participara en un concurso de programación con Blitz Basic organizado por una revista sobre el Commodore Amiga. Su creación sería Total Wormage (en clara referencia a Total Carnage y, aunque no ganó el concurso, Davidson lo enviaría a diversas compañías sin éxito. Finalmente, en la convención European Computer Trade Show, Davidson mostraría su creación en el stand de Team 17, donde rápidamente le ofrecieron la posibilidad de desarrollar y publicar el videojuego (con apoyo de Ocean Software en la distribución).

Worms es un videojuego de estrategia militar por turnos, pero con la peculiaridad de estar protagonizado por unos gusanos guerreros. Cada batalla estará compuesta por dos o más equipos, formados por cuatro gusanos cada uno, siendo el objetivo ser el último equipo en caer, teniendo al menos uno de nuestros gusanos como supervivientes. En cada turno le corresponderá el movimiento a uno de los gusanos, pudiéndo moverse y realizar un ataque (aunque algún arma como la escopeta permite dos ataques en un mismo turno).

El escenario podrá geerarse de forma aleatoria, basado en unas temáticas principales. De esta manera contamos con infinidad de niveles distintos que hacen que cada partida sea distinta. Estos escenarios pueden estar cerrados o abiertos. En el último caso, si el gusano sale por un lateral de la pantalla, por ejemplo como efecto de una explosión, terminará muriendo, evento que también ocurrirá si cae al agua. Los escenarios se ven afectados por el desarrollo de la batalla, modificándose su morfología como efecto de las distintas explosiones. Cuando un gusano muere en tierra, éste explotará pudiendo la onda expansiva afectar a la energía de otros gusanos (ya sean enemigos o amigos).

Para el ataque tendremos un amplio armamento (bazookas, escopetas, granadas, misiles teledirigidos…). así como diversos ataques cuerpo a cuerpo y elementos que nos servirán para evitar dificultades del terreno (cuerdas, paracaidas, teletransporte, etc…). Muchos de estos elementos estarán limitados o bloqueados, aunque podremos conseguirlos a través de “cajas sorpresa” que irán apareciendo aleatoriamente en diversos puntos del escenario. Cada arma tiene su propias peculiaridades en el uso, habiendo que tener en cuenta el efecto que el viento (indicado en una barra inferior) pueda tener sobre ellas.

Como ya hemos dicho, el apartado tecnológico no es para nada espectacular, con unos gráficos y un apatado sonoro muy simple. Tanto es así, que si obviamos los vídeos humorísticos que hacían las veces de intermedio, el viedojuego apenas ocupa 1 MB, a pesar de la gran variedad de escenarios que podía generar. En el desarrollo se le dió más importancia a la jugabilidad, lo cual se nota pues nos encontramos con uno de los videojuegos más adictivos de la época, en buena parte gracias a la facilidad para hacer partidas multijugador en un mismo ordenador.

El videojuego original sería publicado para Commodore Amiga, Amiga CD32, Apple Mac, PC, Mega Drive, Atari Jaguar, PlayStation, Sega Saturn, Super Nintendo y Game Boy. Como expansiones aparecerían Worms Reinforcements o Worms Plus (1995), Worms & Reinforcements United (1996) y Worms: The Director’s Cut (1997). La primera secuela llegaría en 1997 con Worms 2 donde se le dotaba al juego de un aspecto de dibujos animados y que tendría sus correspondientes expansiones: Worms Pinball (1999), Worms Armageddon (1999) y Worms World Party (2000). El salto a las tres dimensiones llegaría en 2002 con Worms Blast y se continuaria con Worms 3D (2003), Worms Forts: Under Siege (2004), Worms 4: Mayhem (2005), Worms XBLA (2007) y Worms: A Space Oddity (2008). Por último, existe una saga paralela con el sistema de juego tradicional para consolas portátiles, bajo el título de Worms: Open Warfare.

En este vídeo podeis ver como era el juego:

0 pensamientos en “Worms (1994)

  1. Manuel Mora

    La de partidas que he jugado a ese juego con mis amigos, puff. Nos reuníamos casi todas las tardes a jugar y nos pasábamos las horas y horas.

    Tengo muy buenos recuerdos de aquellas partidas. Un auténtico juegazo para compartir con amigos.

    Responder
  2. Jedive

    Qué gran juego. Uno de los muchos ejemplos de lo que se podía hacer con el genial BlitzBasic (otro grandísimo título, Super Skidmarks, fue desarrollado con este lenguaje).

    A día de hoy, el autor de este lenguaje, Mark Sibly, sigue trabajando en una versión actualizada para PC y Mac del mismo. Lo digo por si hay algún nostálgico del Amiga por aquí que programase con este lenguaje, seguro que le gustará saberlo: http://www.blitzbasic.com

    Responder
  3. Big Boss

    Grandioso juego. Vaya vicios que nos pegabamos todos en el worms 1, metiendo códigos aleatorios de niveles para escribirlos todos en una libreta.

    Recuerdo que había un código que generaba una fase que era solo un puente finísimo que a la mínima caíamos todos al agua. XD

    Es increíble que ha día de hoy sigamos todavía quedando para jugar al worms. Eso demuestra que es un clásico.

    Responder
  4. morri

    Yo me acuerdo de haber jugado a la demo de este juego con mis amigos tropocientas veces. Lo mejor: no sabíamos como iba hasta que un día por casualidad me dio por darle al botón derecho del ratón, hasta entonces habíamos ganado partidas SOLO con bazooka. Eso sí que es un reto.

    Luego terminé comprándome el Worms United y aún tengo el juego en aquellas mega cajas con las que venían. Mítico y vicioso donde los haya.

    Responder
  5. ramman

    previo al worms habia salido un juego para pc llamado scorch, en el que se usaban tanques y tambien se podian comprar armas y diferentes aditamentos. se podia jugar multiplayer o de a uno solo.
    no entiendo por que motivo se lo muestra al worms como algo innovador o precursor cuando es una copia con testosterona del scorch

    Responder
  6. Juan josé

    La verdad es que es un juego que engancha bastante. Tienes aseguradas horas de diversión (en caso de que no tengas otra cosa que hacer…). No necesitas un equipo potente para poder jugar y es fácil de conseguir. Sin duda se lo recomiendo al que este aburrido sin saber que hacer.
    Y a mi me da igual que sea original o sea una copia de algun juego anterior que pasó por nuestras máquinas con más penas que gloria.

    Responder
  7. Juan José

    No digo que no me guste los juegos actuales. Me encantan, pero muchas veces necesitas actualizar a pasos de gigante tu equipo para poder jugar a los últimos lanzamientos. Pero con juegos como Worms, puedes estar seguro que no necesitarás desembolsar ningún euro para jugar en tu PC y pasarás muy buenos ratos. Al menos yo paso alguna horita jugando…

    Responder
  8. CRISTIAN

    Lo genial de este juego es que podias jugar multijugador con tu SEGA ya en esta época !!!!!

    te pasabas el joystik y listo….

    la loster-bomb e lo más !!!

    para todo aquel que alguna vez jugo a alguna edision del WORMS, este es un clsico que no debe faltarle…

    Responder
  9. Arwencilla

    Diox que vicio, me encantaba la musiquilla del principio a modo de marcha militar y cuando matabas a un worm, que decía bye-bye y se autodestruía y salía una lápida jeje.
    Que recuerdos…

    Responder
  10. CRISTIAN

    Eeeee……

    la magia de estos juegos es jugarlos en su consola original, yo por lo pronto lo tengo para mi SEGA GENESIS 3, con joystics y cartucho originales….eso es lo mágico, ver cómo de esa plaqueta sale un gran juego como el worms…..

    claro, lo mejor del worms no son los graficos, para la epoca bastante pobres, sino ju jugabilidad…. en especial para jugar con amigos, mucho antes del “multijugador” online….

    un jugador fanatico de los videojuegos, tien que coleccionar ju cartucho original de WORMS de TEAM17 !!!

    vos lo tenes ?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *