Archivo de la etiqueta: super mario land

Super Mario Land (1989)

Hablar de una consola de Nintendo y no hablar de Mario es algo bastante incompatible. En todas las estrategias de lanzamientos de las distintas consolas en la historia de la compañía nipona, buena parte de sus pilares se basan en el lanzamiento de un juego para cada nueva plataforma. Evidentemente, Game Boy no iba a ser una excepción y el lanzamiento de la portátil más carismática de Nintendo vino acompañada con Super Mario Land, un título que se inspiraría en el Super Mario Bros. de NES. Como curiosidad, sería el primer título protagonizado por el famoso fontanero en el que no estaría implicado Shigeru Miyamoto, siendo diseñado por Gunpei Yokoi y dirigido por Satoru Okada.

La historia nos sitúa en Sarasaland (sí, ese es el nombre), donde un extraterrestre llamado Tatanga ha llegado y ha hipnotizado a todos los habitantes de la zona, incluyendo a la princesa Daisy, con el objetivo de casarse con ella. Será la misión de Mario ir recorriendo todos los lugares del reino para acabar con todos los secuaces de Tatanga y finalmente con él, para poder rescatar a la princesa.

Super Mario Land se encuentra dividido en cuatro zonas: Birabuto, Muda, Easton, y Chai; y se trata de un plataformas muy similar en control a Super Mario Bros., pero con algún pequeño cambio. Primeramente, las bolas de fuego (que se consiguen al recolectar una flor después de haber conseguido la seta) tienen un comportamiento distinto, ya que se lanzarán en ángulos de 45 grados, podrán rebotar por los distintos bloques y tienen la capacidad de recoger monedas como si de Mario se tratara. Por otro lado, el control de la portátil de Game Boy hece que la forma de ejecutar los saltos difiera respecto al juego de NES. Por último, cabe destacar un par de fases donde el sistema de juego habitual cambia y nos pondremos en los mandos de una nave y un submarino.

Como título de lanzamiento que era, Super Mario Land tenía la misión de demostrar las capacidades técnicas de la máquina y, por ello, se puso especial cuidado en el apartado técnico. El diseño de niveles era digno de cualquier juego de Mario con sus elementos clásicos (bloques, plataformas, enemigos…) y con fondos que evocan a zonas como Egipto o las Antípodas, sin que todos estos elementos influyan negativamente en la fluidez del juego, dejando una experiencia de juego muy cercana al título de sobremesa. Como broche final, la banda sonora del juego también es muy destacada, siendo la partitura obra de Hirokazu Tanaka, responsable de la música de juegos tan destacados como Duck Hunt, Metroid o Tetris.

El recibimiento de la crítica fue bastante positivo, aunque haciendo hincapié en problemas de control, pero es un hecho que pierde importancia frente a las 18.06 millones de copias vendidas de su lanzamiento original. En 1996 se hizo un relanzamiento a bajo precio en la serie Player’s Choice, vendiendo otro millón de copias más y, actualmente, se puede conseguir en el servicio Virtual Console de Nintendo 3DS. En 1992 se publicaría Super Mario Land 2: 6 Golden Coins, con un apartado técnico muy mejorado y que supondría el debut del personaje de Wario. La trilogía se completaría en 1994 con Wario Land: Super Mario Land 3.

En este vídeo podéis ver cómo es el juego:

Gunpei Yokoi, el creador de Game Boy

La carrera de Gunpei Yokoi (1941 – 1997) en Nintendo daría su comienzo en 1965, cuando fue contratado como Ingeniero de Mantenimiento en una cadena de ensamblaje de juguetes situada en Hanafuda. En 1970, el presidente de Nintendo, Hiroshi Yamauchi, visitó la fábrica y se sintió atraido por un extraño juguete creado por Yokoi. Se trataba de un brazo extensible que Gunpei Yokoi había diseñado en su tiempo libre. Tan impresionado se quedo Yamauchi que mandó comercializarlo bajo el nombre de Ultra Hand vendiendo 1’2 millones de unidades. Este éxito provocó el meteórico ascenso de Yokoi que, bajo su tutela lanzó exitosos juguetes como el Ultra Machine y el Nintendo Beam Gun Games.

Con la llegada de los 80, Nintendo se decidió a entrar en el mundo de los videojugos y Yamauchi volvió a confiar en gunpei Yokoi. De esta manera nacieron los Game & Watch, unos dispositivos electrónicos portátiles con pantallas LCD que se hicieron populares internacionalmente. Hasta 56 títulos se publicaron en este formato a lo largo de seis años, muchos de ellos adaptaciones de populares máquinas recreativas como Donkey Kong o Mario Bros..

Cuando Nintendo se lanzó en serio dentro del mundo de los videojuegos, Gunpei Yokoi fue nombrado el manager general del Departamento de Investigación y Desarrollo 1, teniendo su propio departamento a partir de 1984. De esta manera Yokoi sería el principal productor de los grandes éxitos arcade de Nintendo, en muchas ocasiones con estrecha colaboración con Shigeru Miyamoto: Metroid, Panel de Pon, Donkey Kong Jr., Princess Daisy…

Pero no debemos olvidar que la especialidad de Gunpei Yokoi era la electrónica, de hecho se graduó en electrónica por la Universidad de Doshisha. De esta manera siempre tuvo un gran interés en el hardware, por lo que se decidió a evolucionar los obsoletos Game & Watch. El proyecto sería Game Boy, una consola portátil de 8 bits con una pantalla monocromática pero con capacidad de correr videojuegos similares a los de la exitosa NES. La videoconsola se convertiría en la portatil más exitosa y el propio Yokoi se encargaría de la producción de muchos de sus juegos como Super Mario Land o Doctor Mario, así como de las sucesivas mejoras de la consola.

La cruz dentro de la carrera de Gunpei Yokoi vendría en 1995 con Virtual Boy. Con esta consola se intentaba acercar a la realidad virtual, con una especie de casco que se ponía el jugador y que corría juegos en rojo y negro que tenía un sistema que simulaba la tridimensionalidad. Pero la consola era tremendamente incómoda y el sistema 3-D irritaba los ojos de los jugadores, lo que provocó un gran fracaso y que solo fuera lanzada en Japón y EEUU. Tras esto se cuestionó su capacidad dentro de Nintendo y abandonaría la compañía en 1996 poco despues del lanzamiento de Game Boy Pocket. Aterrizaría en Koto Laboratory que se encontraba desarrollando la portátil WonderSwan, pero poco pudo implicarse en ese proyecto ya que moriría de forma trágica un año más tarde en un accidente automovilístico.

En este video podeis ver un homenaje a Gunpei Yokoi: