Battle Chess (1988)

El ajedrez es otro uno de los deportes minoritarios que más difusión ha tenido dentro del mundo de los videojuegos. Las capacidades de crear inteligencia artificial a partir de computadoras, provocaron que muchos estudiosos del tema usaran el ajedrez como campo de pruebas de los distintos algoritmos. De ahí que sea uno de los campos más avanzados de la informática y que ya hayan quedado como míticos los enfrentamientos entre Gary Kasparov y las distintas versiones de Deep Blue. Pero un problema que siempre tuvieron estos juegos fue su enorme dificultad, quedando basicamente para los entendidos de la materia. En 1988 se intentó un acercamiento al gran público con Battle Chess.

Interplay nos presentaba Battle Chess,un juego que básicamente era una partida de ajedrez, pero que intentaba representar las distintas luchas entre las piezas, siendo más gráfico y visual que otros títulos. Por aquella época, Interplay se había separado de Electronics Arts, y el éxito deBattle Chess consiguió que la compañía sobreviviera y pudiera embarcarse en futuros proyectos. Según sus creadores, el videojuego fue inspirado por la escena de la partida de ajedrez de la película La Guerra de las Galaxias.

Las animaciones y diseños de las piezas, a cargo de Michael Quarles, eran lo más destacado y sorprendente del videojuego. A las piezas se les dio forma humana (excepto a las torres), siendo el caballo representado por un cabaallero. Las reglas eran las del ajedrez, pero al empezar a mover las piezas vemos como todo cobra vida. Battle Chess contaba con 35 animaciones distintas (creadas por Todd Camasta y Bruce Schlickbernd): los movimientos de casilla, donde podíamos ver a nuestras piezas caminar (incluso a la torre que se convertía en una especie de monstruo); el preludio de la batalle, donde las piezas se colocaban en posición de combate; y la batalla en sí, lo más interesante, ya que cada combinación de pareja luchando tenía una animación distinta. Algunas de estas animaciones estaban resueltas de una forma muy original e, incluso, con un peculiar sentido del humor (el rey vencía a la dama besándola, la dama tenía poderes mágicos, el alfil usaba su báculo como arma mortífera, etc…).

Los gráficos estaban realmente cuidados para lo que se había visto hasta entonces (y lo que se esperaba de un juego de ajedrez). No en vano ganaría el premio de Software Publishers Association a los mejores gráficos. Pero la clave del éxito de este videojuego estaba en que no se centró exclusivamente en la espectacularidad gráfica. Se trataba de un videojuego de ajedrez bastante profundo, con diversos niveles de dificultad y una inteligencia artificial aceptable,lo que lo hacía ideal para todo tipo de jugador. Incluso traía la opción de jugar al estilo tradicional bidimensional, para aquellos que no querían despistarse con las batallas.

El éxito provocó multitud de imitaciones, aunque ninguna llego al éxito del original Battle Chess. Sería publicado para 3DO, PC, Apple IIGS, Commodore 64, Amiga, Amiga CDTV, CD32, Atari ST, Apple Macintosh, Acorn Archimedes y Nintendo Entertainment System. La primera secuela vendría en 1990 con Battle Chess II: Chinese Chess, basado en el tradicional juego chino. En 1992 Interplay publicaría para PC Battle Chess 4000, con una mayor base de datos y con diseño futurista. En 1995 se editaría un recopilatorio con todos los títulos de la saga.

En este video podeis ver la magnífica versión de Panasonic 3DO:

4 pensamientos en “Battle Chess (1988)

  1. darkpadawan

    Muy, muy divertido. Anda que no echábamos partidas mientras estudiaba en la uni, solo por intentar subir de nivel (no sé lo que dirán los profesionales, pero para un aficionado diría que el nivel de juego de la máquina era muy bueno).

    Y apuntaría otra cosa: las animaciones pueden parecer poco serias para un jugador adulto, pero Battle Chess acercó al ajedrez a muchos niños.

    Responder
  2. MD

    Sacaron tambien al tiempo el Battle Chinese Chess que tambien molaba mucho 🙂 . Y hace unos años saco dinamic un remake llamado Combat Chess creo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *