A Toda Máquina II: Game Boy

Como primera videoconsola portatil a analizar en esta sección, nada mejor que empezar con la más vendida de la historia: Game Boy. Dicha consola llego a tener diversos nombres como prototipo, tales como Dot Matrix Game o DMG, hasta al final quedarse en su definitivo. Su lanzamiento fue el 21 de Abril de 1989 en japón. Había sido fabricada y diseñada por una división de Intelligent System dirigida por Gunpei Yokoi. El propio Yokoi había estado detrás de Ultra Hand, un juguete que Nintendo había creado en 1970 mucho antes de que entrara en el mundo de los videojuegos.

El objetivo del diseño de Yokoi era conseguir una videoconsola que fuera pequeña, ligera, barata, duradera y que tuviera una amplia gama de videojuegos a elegir. Al centrarse en estos objetivos se desechó dotarla de grandes avances tecnológicos, como la utilización de gráficos de colores, que si serían utilizados por la competencia (SEGA Game Gear, Atari Lynx…) aunque con mucho menos éxito que la máquina de Nintendo.

Cuando la Game Boy salió a la venta se vendió como rosquillas, en un número mucho mayor al esperado. En esta venta influyó mucho el acompañar la consola con el videojuego Tetris, convirtiéndose dicho tándem en una revolución en el mundo de los videojuegos, al convertirse en un producto para niños y adultos.

La Game Boy original ha llegado a vender más de 70 millones de copias y la Game Boy Advance más de 75.

La Game Boy original contaba con un procesador Z80 de 8 bits trabajando a 4.194304 MHz, 8kB internos de SRAM y 8 de VRAM. Su pantalla LCD era en negro y verde con una resolución de 160×144 pixeles. Cuatro canales de sonido, para un altavoz mono, pero con una salida de auriculares en estéreo. Permitía partidas multijugador mediante vía cable link conectado al puerto de serie, con un cartucho de juego por cada usuario. Los sprites que era capaz de soportar eran 40 cada uno de 8×8 o 8×16. Los videojuegos venían en cartuchos con una tecnología ROM.

La videoconsola es la más longeva en el mundo de las portátiles, ya que no sufrió un cambio considerable hasta 1998. Mientras tanto tan solo hubo cambios en el diseño. En 1995 salió una serie llamada Play it Loud! en la que la máquina se vendía en una gama de 6 colores distintos, aparte de la tradicional en color gris. Un año más tarde sería lanzada la Game Boy Pocket, que tenía un tamaño y un peso menor que la original y conservaba sus características, siendo mucho más manejable y comoda. Otra de sus ventajas fue la reducción de pilas necesarias a dos, dando 10 horas de autonomía. En 1997 salió un modelo exclusivo para Japón llamado Game Boy Light, que tenía una luz para poder verse mejor. Dicho modelo no fue sacado para el resto del mundo, pues el departamento de marketing pensaba que en otros mercados sería más interesante incluir color que luz.

Sería en 1998 cuando llegaría el primer cambio importante, cuando se lanzó la Game Boy Color, que tenía el doble de velocidad de procesador y tenía colores, siendo muy similares sus características que las de la NES de sobremesa. Además esta videoconsola era compatible con los videojuegos clasicos de Game Boy y colorearlos. Otro cambio importante vendría el 11 de Junio de 2001, con el lanzamiento de Game Boy Advance (GBA), una importante actualización de la portátil. Con un diseño totalmente renovado, esta videoconsola tenía un procesador ARM de 32 bit a 16.8 MHz. Además contaba con un Z80 para permitir la compatibilidad con antiguos títulos. Tecnicamente tenía la capacidad de una Super Nintendo y de hecho hubo muchas conversiones de videojuegos de esta consola. Esta última versión tendría dos variaciones más de diseño en 2003 con Game Boy Advance SP y en 2005 con Game Boy Micro, tan solo lanzada en Japón, llegando de esta manera a tener una edad de más de 15 años, algo que no tiene precedentes en ninguna consola.

Cabe también destacar la gran cantidad de accesorios que se lanzaron para esta consola. El más famoso fue la Game Boy Camera y la impresora, lanzados en 1998 que permitía capturar imágenes y “pixelarlas” a la consola, saliendo títulos específicos al efecto. Otro importante fue el Super Game Boy en 1994, un adaptador que permitía jugar a los títulos de Game Boy en una Super Nintendo a todo color. Similar a éste accesorio, se lanzó en 1999 el Transfer Pack para la Nintendo 64, al igual que en 2003 el Game Boy Player que permitía jugar a los juegos de la Advance en la Game Cube. Para las Advance se lanzaría el PlayYan que permitía ver video y MP3. También habría otro tipo de accesorios como baterias, auriculares, cables serie, etcetera… que completaba un gran catálogo de “gadgets” para la pequeña de Nintendo.

En este video podéis ver un minirreportaje sobre la evolución de la Game Boy:

Y en éste, una recopilación de sus títulos más destacados:

9 pensamientos en “A Toda Máquina II: Game Boy

  1. Nick Furia

    Genial comparativa del bebé de todas las casas, exquisita, como siempre.

    Genial trabajo, yo desde que me pillé la advanced no puedo viajar sin ella, pero con los juegos antiguos de la de 8 bits!!!

    Eso sí, cuando lo vi en el centro mail de callao, me tuve que comprar el BLACTHORNE, no pude resistirme 😉

    Fuerza y honor.

    Responder
  2. KaoTiKo

    Yo tube(y tengo) la NES y SNES,nunka me dio por comprarme una portatil,pero mi vezino tenia la Game Boy y me la solia dejar y era un vizio xD
    Ademas komo era hijo de padres separaos,los padres le compraban todos los kaprichos ke keria y tenia muchiisiiimos juegos.
    Nunka he sido de portatiles,pero ultimamente ando con la DS Lite ke si ke no…estoy esperando haber si sale el zelda de la DS pa ver ke tal y si me konvenze me la pillare kon el zelda y el wario ware touched!.

    Salud!

    Responder
  3. Juanma

    Tuve la suerte de ser de los pocos privilegiados de tener 2 gameboy cuando aun en España no habia apenas, ya que me las trajeron de EEUyU, y aun conservo una, con 8 o 9 cartuchos… marioland, tetris, dr.mario, gargoyles quest, WWF…. pufff que de dinero en pilas!!!
    Genial post, como siempre jaimixx 😉

    Responder
  4. Angel L. Valero

    Yo tengo por ahí la Super Game Boy, recuerdo que se podía pintae en la pantalla para hacer los bordes personalizados, una caña para aquella época.

    Responder
  5. jaimixx

    Yo siempre he sido de Game gear, pero tengo que reconocer que la Game Boy barria, su sencillez y sobre todo su gran autonomia la hizo gran lider. Lo de la Super game Boy era un puntazo.

    P.D: Vaya juegazo el Blackthorne, Nick

    Responder
  6. JuMaFaS

    Jaimixx, yo también era de la Game Gear (todavia la tengo pero la pobre está muerta 🙁 ), pero siempre me picó la curiosidad de como sería jugar la Game Boy y hace un año o así me dió la picada y me compré la Pocket transparente ya que mi mujer se encontró un cartucho que tenia ella con el Dr. Mario y entre qu daba pena ver el cartucho solo y que yo siempre tuve la curiosidad de ver la consola. 😀
    Y eso fue la perdición, porque despues fue buscar el Super Mario Land y algunos juegos más y como teniamos problemas porque no podiamos jugar los dos a la vez pues terminamos pillandonos tambien una Game Boy Color. X-D

    O sea, que de no tener a tener 2 Game boys y ahora tambien tengo una DS.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *