Breath of Fire (1993)

Breath of Fire (Breath of Fire: The Dragon Warrior en Japón) es el primer título de una saga de videojuegos de rol publicados por Capcom, que sería lanzado para Super Nintendo en 1993. Mientras que en Japón sería distribuido por la propia Capcom, en el resto del mundo la explotación vendría por parte de Squaresoft. Posteriormente aparecería en 2001 una versión para Game Boy Advance.

La historia de Breath of Fire se emplaza años más tarde de una cruenta guerra civil entre los distintos clanes del Dragón. El clan de los Dragones de la Luz es atacado por el clan de los Dragones de la Oscuridad, dejando en llamas su población. Nuestro protagonista, Ryu, es despertado por el ataque, dándose cuenta de que su hermana ha sido raptada por los miembros del clan enemigo. De esta manera, Ryu tendrá una doble misión, por un lado rescatar a su hermana y, por otro, encontrar las Siete Llaves Místicas para que no sean usadas por el clan de los Dragones de la Oscuridad para liberar a una divinidad de la destrucción.

Breath of Fire cuenta con el sistema de juego clásico de los RPGs. Por un lado, para movernos a largas distancias, tendremos una representación en un gran mapa donde podremos desplazarnos por los distintos lugares. Como es habitual en este tipo de juegos, podremos encontrarnos enemigos de forma aleatoria en dichos desplazamientos. Una vez entremos en algún pueblo o mazmorra, tendremos una visión más ampliada de la zona, pudiéndonos encontrar con otros personajes con los que intercambiar objetos e información para avanzar en la aventura. Al más puro estilo RPG, tendremos dos puntuaciones a tener en cuenta, HP (puntos de salud) y AP (puntos de habilidad), los cuales podremos aumentar al conseguir alimentos, ya sea comprándolos o consiguiéndolos mediante pesca y caza.

El sistema de combate es el habitual por turnos pero, en dichas escenas, cambiaremos a una interesante perspectiva isométrica donde podremos ver tanto a los enemigos como a los personajes de nuestro grupo (hasta un máximo de cuatro). El orden de participación de los personajes dependerá de sus propias características, pudiendo en su turno tanto realizar un ataque como invocar un hechizo (ya sea de ataque o para restaurar parámetros de los personajes).

A pesar de que no introducía ninguna novedad en el género, su interesante historia y un acabado más que correcto provocaría que el videojuego contara con el beneplácito de la crítica, así como una buena acogida por parte del público fiel a los RPGs. Así, un año más tarde se lanzaría Breath of Fire II y en 1997 Breath of Fire III, este último para PlayStation. La consola de Sony vería una nueva edición en 2000 con Breath of Fire IV. La última entrega hasta la fecha de la saga sería para PS2 en 2002 con Breath of Fire: Dragon Quarter.

En este vídeo podeis ver como era el juego:

0 pensamientos en “Breath of Fire (1993)

  1. Antuán (Murcia)

    Breath Of Fire I es el primer RPG puro que jugué en mi SNES (qué tiempos… sniff; sí, soy un nostálgico, y es que creo firmemente que se ha perdido algo en el diseño de juegos…algo no, mucho), y hasta hoy (tengo 29 años) me llega el cariñoso recuerdo que tengo de él. La sensación de aventura enorme, el inicio totalmente trágico de la historia, la música maravillosamente bien compuesta (no he leido ni una sóla mención a su banda sonora, y para mí es de las mejores de cualquier RPG) con un clavicordio enigmático recurrente, las transformaciones en Dragón, los templetes del Dragón, la pesca, las posibilidades de los personajes (volar, romper muros, excavar, mezclar personajes en transformaciones extrañes…)… Todo en este juego me provoca un profundo fetichismo y una gran añoranza. Creo que es mejor que la segunda parte (bastante más serio y profundo, mítico), y por supuesto, el mejor de la serie (el inicio del mito, arqueología pura).

    Comentar que hace muy poco he leido en la red una entrevista a uno de los directores de Capcom afirmando que por el momento NO HABRÁ MÁS BREATH OF FIRE, lo que me he apenado bastante. Dice que no tienen mucho presupuesto ni personal, y que el rpg no vende hoy si no eres un Square-Enix o Namco. Qué lástima. La sutileza que encuentro en esta saga no la encuentro en otra franquicia. Esperemos que en unos años se decidan a continuar la saga, tal vez con una precuela a BOF-I, en aquella “guerra civil” que sólo se menciona en la introducción.

    Un saludo. Y viva la época dorada de los RPGs de SNES. No he vuelto a ver una cosa mejor en el mundillo desde entonces: la libertad, los argumentos… todo estaba muy currado y tenía un aire de… inocencia que le daban un poderoso encanto.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *