Dark Seed (1992)

Dark Seed fue desarrollado y publicado por Cyberdreams en 1992 para Apple Macintosh, PC y Commodore Amiga. Posteriormente, en 1995,tanto Sony PlayStation como SEGA Saturn tuvieron sus correspondientes versiones (aunque en el caso de la máquina de Sega solo se editó en Japón). Dark Seed pretendía dar innovación al género de la aventura, acercándose al género de terror. Para ello se basarían en el trabajo del conocido dibujante suizo de terror Hans Ruedi Giger (colaborador de la película Alien). El proyecto sería producido por Mike Dawson (que seráel protagonista de la historia), quien también escribiría la historia junto a Mike Cranford, Lennard Fedderseny Harald Seeley (director técnico de Battlefield 1942).

Controlamos a Mike Dawson, un publicista de fama cuya mayor ilusión es la de llegar a ser escritor. En busca de inspiración decide recluirse en una solitaria mansión dentro del pequeño pueblo de Woodland Hills. Sospechosamente consigues la casa está a muy bajo precio, por lo que no dudas encomprarla. Una vez que llegamos a la mansión empezamos a sentirnos muy cansados y nos quedamos dormidos. Sufrimos una pesadilla donde una máquina alienígena nos implanta un objeto en nuestro cerebro. Se trata de una “semilla de oscuridad”. Cuando nos despertamos nos damos cuenta de que nuestra vida se ha convertido en una pesadilla, viendo una versión alienígena del mundo real,y tenemos tres días para resolver el misterio o la semilla acabará con nuestra mente.

El videojuego fue tremendamente impactante, sobre todo gracias a sus impresionantes gráficos, recogiendo fielmente el espíritu de las obras de Giger. La paleta de colores utilizada es muy acertada, consiguiendo que nos metamos realmente en la historia. Para aumentar este ambiente teníamos una buena banda sonora creada por Gregory Alper (Warcraft). Por desgracia ni las voces ni los efectos sonoros se equilibraban en calidad con el resto del apartado técnico. El juego contaba con diversas referencias a literatura fantástica e incluso a The Secret of Monkey Island, ya que el nombre de una de las lápidas es G. Threepwood (en referencia a Guybrush Threepwood, protagonista del gran clásico de las aventuras gráficas.

Dark Seed se separaba de la corriente creada por Lucas Arts donde era imposible perecer en la aventura. A pesar de que el control era similar, todo en Dark Seed debía estar realizado en unos determinados tiempos límites, si no estabamos condenados a perder la partida. La dificultad de Dark seed era realmente elevada, lo que llegaba a frustrar a los jugadores medios y convertía finalizar el juego en una proeza. A esto había que incluir algunos errores de programación que aumentaba la dificultad.

A pesar de la innovación que suponía Dark Seed, tuvo una respuesta muy positiva por parte del público, siendo uno de los títulos de aventura más importantes de ese año. En 1995 llegaría su secuela, Dark Seed II, que continuaba la historia con una importante mejora gráfica. No se trataba de un mal juego, pero al no contar con el equipo de diseño original perdía parte del espíritu del juego original.

En este video podeis ver la guía del juego:

5 pensamientos en “Dark Seed (1992)

  1. adastra

    Creo recordar un detalle curioso de este juego. Cuando los desarrolladores pidieron la colaboración de Giger en el proyecto le presentaron unos bocetos. El artista se quedó tan horrorizado con la presunta calidad gráfica de la obra que exigió que se mejorara, si querían que él participara.

    De ahí el aspecto gráfico «raro» del juego (más allá de las rayadas de Giger, claro). Tuvieron que programar el juego en un modo de alta resolución y 16 colores o algo así. Con esa resolución Giger dio el visto bueno y tiraron p’alante con el proyecto.

    Claro está que podría ser una historia apócrifa 😛

    ¡Saludos!

    Responder
  2. agente_naranja

    Hum, la verdad es que yo me cansé de hurgar con el ratón por toooooda la pantalla, buscando la famosa horquillita, las palanquitas, etc. La resolución con la que yo tuve la oportunidad de jugar (en un 486 muy discretito) no fue excesiva que digamos.

    El juego en sí mismo mola, pero me decepcionaron mucho los gráficos. No por ellos en sí mismos, sino por la resolución. Costaba encontrar muchas cosas, porque directamente, no se veían bien en pantalla.

    Besotes

    Responder
  3. Pedja

    Desde luego, en la Micromanía recuerdo que lo ponían por las nubes y las fotos de sus gráficos impresionaban e incluso aterrorizaban por la época 😀

    Responder
  4. Vecin

    Supongo que este juego lo tendría en algún lugar de mi cabeza ya olvidado, y viendo este post he recordado que en su día quise jugarlo y no lo probé… a ver si ahora…

    Saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *