Archivo de la etiqueta: karateka

Jordan Mechner, príncipe del videojuego

Jordan Mechner es un neoyorquino nacido en 1964, que a principios de los 80 recalaría en la Universidad de Yale para realizar sus estudios de psicología (los cuales acabaría en 1985). Cuando aún era estudiante universitario, programaría con un Apple II su primer videojuego: Karateka. Este videojuego, publicado por Broderbund en 1984, contaba las aventuras de un jóven karateka que se adentraba en la fortaleza de Akuma para rescatar a la princesa Mariko. En Karateka ya empezaban a visualizarse las posibilidades creativas y técnicas de Mechner, con un título con un apartado técnico exquisito y en el que se destacaba la calidad de las animaciones, una obsesión de Mechner durante toda su carrera, en busca del mayor parecido de los movimientos del videojuego a la realidad.

Sin embargo, la carrera de Jordan Mechner no ha sido tan prolífica como la de otros grandes del videojuego. De hecho, su siguiente videojuego no llegaría hasta cinco años después, eso sí, sería el título que lo encumbraría: Prince of Persia. De nuevo, en este título se destacaría la extraordinaria fluidez y realismo de los movimientos de los personajes del videojuego. Prince of Persia se convertiría en todo un superventas y seria publicado en casi todos los modelos de ordenadores personales y videoconsolas de la época.

De nuevo habría una importante pausa en su producción y no sería hasta 1993 cuando publicaría Prince of Persia 2: The Shadows and the Flame, con el que basándose en la primera entrega y con una mejora gráfica importante, volvería a tener buenos resultados por parte de público y crítica. Ese mismo año debutaría como director de cine con el cortometraje documental Waiting for Dark. 1993 sería un año muy movido para Mechner, ya que también fundaría su propia desarrolladora independiente de videojuegos junto a Robert Cook (diseñador de los poersonajes en Prince of Persia), a la que darían el nombre de Smoking Car Productions.

Desde su nueva compañía, se centraría en el desarrollo de la aventura gráfica The Last Express. Éste era un proyecto de grandes dimensiones donde se pretendían romper moldes e imponer innovaciones tanto técnicas como argumentales. Sería el primer título del género en desarrollarse prácticamente en tiempo real, así como en utilizar una novedosa técnica gráfica que pretendía asemejarse al “art noveau” francés. La crítica recibió el título con grandes elogios, pero estaría muy pocas semanas a la ventas debido a los problemas de Broderbund, su distribuidora, lo que limitó su producción y promoción y lo haría quedar total e injustamnete desapercibido.

Tras este varapalo, en 1999 Jordan Mechner volvería al trabajo participando en el diseño de Prince of Persia 3D, con los derechos ahora en manos de Real Orb Entertainment. Sin embargo, el título decepcionó a muchos de los seguidores de la saga, por lo que en 2001 decidiría unirse a Ubisoft para relanzar la saga. La idea de Mechner era mostrar un concepto de juego renovado y que interesara a los nuevos jugadores en la saga. De esta manera llegaría Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo, uno de los videojuegos más vendidos de 2003 y que arrasaría en los Interactive Achievement Awards (DICE) con doce nominaciones y ocho premios. También tendría mucho éxito en su actividad paralela, ya que escribiría y dirigiría el corto Chavez Ravine: A Los Angeles Story, con el que conseguiría el premio IDA al mejor corto.

En 2010 tiene otro año de gran actividad. Por un lado, participa como guionista en la adaptación cinematográfica de Prince of persia: Las Arenas del Tiempo, con Jake Gyllenhaal como protagonista y Mike Newell como director. Además, durante este año se publica su primera novela gráfica, Solomon’s thieves, con ilustraciones de LeUyen Pham y Alex Puvilland. De esta manera, se ve el futuro muy esperanzador para mechner, un maestro de los videojuegos que, con apenas seis títulos ha llegado a ser uno de los más grandes de la historia.

En este vídeo podéis ver una entrevista a Jordan Mechner sobre la inminente película:

Karateka (1984)

Si hablamos de Jordan Mechner, la mayoría de la gente no sabe a quien nos referimos, pero si decimos que fue el creador de Prince of Persia la cosa cambia, y nos damos cuenta de que es el creador de uno de los grandes clásicos del mundo del videojuego.

Pues este diseñador de videojuegos tuvo un gran éxito anterior a las aventuras del principe y es el juego del que hablamos hoy: Karateka. Merchner diseñó el juego mientras aún era alumno en la Universidad de Yale. El juego fue distribuido por Broderbund en EEUU y por Ariolasoft (filial dedicada al software de entretenimiento de la conocida casa de discos Ariola) en Europa, convirtiéndose en todo un clásico de los 8 bits.

Nuestra misión en el juego es internarnos en la fortaleza del malvado Akuma. Akuma ha secuestrado a la bella princesa Mariko y como no podía ser de otra manera nos liaremos a tortas hasta llegar a rescatar a la princesa. Tendremos que ire enfrentandonos con los guardas del castillo y finalmente con Akuma.

Al combatir lo haciamos con un solo enemigo a la vez. Ambos combatientes tenían una barra de vida, el primero que se quedara con su barra a cero perdía. tan solo disponíamos de una barra de energia lo que hle añadía dificultad al juego, aunque podíamos ir recuperándola al descansar. Se podían lanzar tanto puñetazos como patadas a tres diferentes alturas, dando una variedad de golpes desconocida hasta la fecha. El juego no era muy largo, pero al no poder guardarse las partidas, se alargaba un poco su vida.

Técnicamente era una maravilla para su tiempo. A unos gráficos bastante cuidados (sobre todo en los escenarios que se solían descuidar bastante) había que sumar una música que ayudaba a crear una gran atmósfera. Pero lo que realmente destacaba eran las animaciones, eran realmente buenas y bastante variadas para lo que se veia. Además observándolas podemos ver que en esas mismas animaciones se basaron al crear Prince of Persia. También introdujeron el concepto de tener dos posiciones el personaje, ataque y normal, con sus respectivas animaciones. Como curiosidad, si terminabas el juego y llegabas a la princesa y estabas en posición de ataque, ésta te mataba sintiendose amenazada, por lo que hbía que llegar en posición normal para que cayera en tus brazos.

El juego fue un tremendo éxito de ventas, sobre todo en ordenadores de 8 bits, aunque hubo su correspondiente versión tanto en MS-DOS, como en Apple II y para NES. En la versión de Apple II, si ponías el juego en la cara B, aparecía el juego pero con la pantalla en vertical. Mechner lo incluyó como broma en el juego, provocando que mucho usuarios llamaran al servicio técnico quejándose de tener un producto defectuoso.

Aquí podeis ver cómo es el juego en su versión de CPC: