Jordan Mechner, príncipe del videojuego

Jordan Mechner es un neoyorquino nacido en 1964, que a principios de los 80 recalaría en la Universidad de Yale para realizar sus estudios de psicología (los cuales acabaría en 1985). Cuando aún era estudiante universitario, programaría con un Apple II su primer videojuego: Karateka. Este videojuego, publicado por Broderbund en 1984, contaba las aventuras de un jóven karateka que se adentraba en la fortaleza de Akuma para rescatar a la princesa Mariko. En Karateka ya empezaban a visualizarse las posibilidades creativas y técnicas de Mechner, con un título con un apartado técnico exquisito y en el que se destacaba la calidad de las animaciones, una obsesión de Mechner durante toda su carrera, en busca del mayor parecido de los movimientos del videojuego a la realidad.

Sin embargo, la carrera de Jordan Mechner no ha sido tan prolífica como la de otros grandes del videojuego. De hecho, su siguiente videojuego no llegaría hasta cinco años después, eso sí, sería el título que lo encumbraría: Prince of Persia. De nuevo, en este título se destacaría la extraordinaria fluidez y realismo de los movimientos de los personajes del videojuego. Prince of Persia se convertiría en todo un superventas y seria publicado en casi todos los modelos de ordenadores personales y videoconsolas de la época.

De nuevo habría una importante pausa en su producción y no sería hasta 1993 cuando publicaría Prince of Persia 2: The Shadows and the Flame, con el que basándose en la primera entrega y con una mejora gráfica importante, volvería a tener buenos resultados por parte de público y crítica. Ese mismo año debutaría como director de cine con el cortometraje documental Waiting for Dark. 1993 sería un año muy movido para Mechner, ya que también fundaría su propia desarrolladora independiente de videojuegos junto a Robert Cook (diseñador de los poersonajes en Prince of Persia), a la que darían el nombre de Smoking Car Productions.

Desde su nueva compañía, se centraría en el desarrollo de la aventura gráfica The Last Express. Éste era un proyecto de grandes dimensiones donde se pretendían romper moldes e imponer innovaciones tanto técnicas como argumentales. Sería el primer título del género en desarrollarse prácticamente en tiempo real, así como en utilizar una novedosa técnica gráfica que pretendía asemejarse al “art noveau” francés. La crítica recibió el título con grandes elogios, pero estaría muy pocas semanas a la ventas debido a los problemas de Broderbund, su distribuidora, lo que limitó su producción y promoción y lo haría quedar total e injustamnete desapercibido.

Tras este varapalo, en 1999 Jordan Mechner volvería al trabajo participando en el diseño de Prince of Persia 3D, con los derechos ahora en manos de Real Orb Entertainment. Sin embargo, el título decepcionó a muchos de los seguidores de la saga, por lo que en 2001 decidiría unirse a Ubisoft para relanzar la saga. La idea de Mechner era mostrar un concepto de juego renovado y que interesara a los nuevos jugadores en la saga. De esta manera llegaría Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo, uno de los videojuegos más vendidos de 2003 y que arrasaría en los Interactive Achievement Awards (DICE) con doce nominaciones y ocho premios. También tendría mucho éxito en su actividad paralela, ya que escribiría y dirigiría el corto Chavez Ravine: A Los Angeles Story, con el que conseguiría el premio IDA al mejor corto.

En 2010 tiene otro año de gran actividad. Por un lado, participa como guionista en la adaptación cinematográfica de Prince of persia: Las Arenas del Tiempo, con Jake Gyllenhaal como protagonista y Mike Newell como director. Además, durante este año se publica su primera novela gráfica, Solomon’s thieves, con ilustraciones de LeUyen Pham y Alex Puvilland. De esta manera, se ve el futuro muy esperanzador para mechner, un maestro de los videojuegos que, con apenas seis títulos ha llegado a ser uno de los más grandes de la historia.

En este vídeo podéis ver una entrevista a Jordan Mechner sobre la inminente película:

0 pensamientos en “Jordan Mechner, príncipe del videojuego

  1. Big Boss

    Que grande The Last Express, todavía debo de tener por ahí la demo que venía con la Micro Manía. no tenía ni idea de que detrás del juego estaban Jordan Mechner

    Que buenas eran las aventuras gráficas en aquella época, con los ordenadores MMX en cabeza, :). Cada vez que que me pongo a recordar me acuerdo de Monkey Island, Hollywood Monster, Grim Fandango y siempre sale algún otro juego que ya se me había olvidado. Ese género era una fuente inagotable de clasicazos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *