Archivo de la etiqueta: interplay

Another World (1991)

Con motivo del 15º aniversario del lanzamiento del juego, Delphine Software va a lanzar Another World 15th Anniversary Edition . Aprovechando dicho evento vamos a analizar uno de los juegos más impactantes de principios de los 90. Another World fue diseñado por el desarrollador francés Éric Chai, autor además del diseño de la caja. Aunque en su momento no fue un superventas, su caracter innovador al hacer uso de gráficos cinemáticos lo ha convertido en todo un videojuego de culto. El desarrollo fue a cargo de Delphine Software, la cual, junto a U.S. Gold e Interplay, se encargó de distribuirla a lo largo del mundo con diferentes títulos: Out of this World en EEUU y Outer World en Japón.

La historia está protagonizada por Lester Knight Chaykin, un joven físico que, durante un día de tormenta llega a su laboratorio subterráneo donde trabaja duramente con un acelerador de partículas. En medio de uno de sus experimentos un rayo cae sobre el laboratorio, afectando al acelerador y provocando que Lester se teletransporte a un desconocido planeta alienígena. Una vez allí es capturado y secuestrado por una raza de humanoides alienígenas. Con la ayuda de un alienígena también encerrado, consiguen escapar, y ahí empezará su aventura para sobrevivir en el extraño planeta.

Para jugar se usaban las teclas de direccion y dos botones de acción. Con estos controles podíamos hacer que Lester corriera y saltara y, dependiendo de la posición del protagonista, realizara todo tipo de acciones con el botón de acción que le permitían atacar e interactuar con el entorno. Aparte había momentos del juego en el que debíamos realizar eventos especiales tales como rodar o conducir vehículos.

Para la realización del juego, Chahi se inspiró en Dragon’s Lair. Tras jugar a este juego Chai pensó en que se podían usar vectores para simular movimientos como los de Dragon’s Lair y que al ser vectorizado ocuparían mucha menos memoria. Para demostrar esta teoría creó dibujos poligonales con lenguaje ensamblador de un Motorola 68000. Tras el éxito de su experimento decidió crear un videojuego de ciencia ficción inspirado en Karateka e Impossible Mision. Para aumentar el efecto dramático Chahi decidio no utilizar ningún tipo de texto o diálogo, usando para explicar la historia tan solo la imagen y el sonido, acompañado por una magnífica banda sonora creada por Jean-François Freitas.

Las novedosas ideas de Eric Chahi dieron un acabado técnico muy bueno a Another World. Fue el primer videojuego en 2D en utilizar polígonos en todos sus gráficos. Estos fueron creados con el ensamblador Devpac y GFA Basic. La calidad de las animaciones destacaban, gracias a la utilización de técnicas rotoscópicas, grabando a su propio hermano. Además su utilización de gráficos vectoriales le permitió poder usar animaciones a pantalla completa, algo impensable con las máquinas de la época. Los efectos sonoros también eran reales, ya que Chahi se dedicó a ir grabandolos con un magnetofón.

El juego fue originalmente lanzado para Amiga con una resolución de 320×200, utilizándose esa versión de base para la conversión de Atari ST. La versión de PC vendría inmediatamente a cargo de Daniel Morais, al igual que la de Apple Macintosh, que destacaba por tener una mejor calidad gráfica. «Burger» Bill Heineman se encargaría de las versiones de Super Nintendo, Mega Drive y Apple II. La siguiente versión sería la de 3DO, que contenía unos escenarios más detallados. En 1994 saldría la secuela Heart of the Alien exclusivamente para SEGA Mega CD, y que no contaba con la participación de Eric Chahi. Como bonus traía el Another World original. En 1995 habría una versión de Another World para Windows 3.X y en 2006 vendría incluido en el pack de emulación Amiga Forever. EL 16 de Febrero de 2007 será lanzado Another World 15th Anniversary Edition , una edición especial bajo supervisión del propio Chahi con mejoras gráficas, sonoras y diversos extras, siendo un ejemplar estupendo para coleccionistas.

En este vídeo podéis ver cómo es el juego:

WarCraft: Orcs & Humans (1994)

Aunque ya existían algunas experiencias con la estrategía en tiempo real, no sería hasta mediados de los 90 cuando este género llegara a su máximo esplendor con títulos como Age of the Empires, Dune o el que analizamos hoy: WarCraft. Con WarCraft se impuso el punto de inflexión en la estrategia en tiempo real, pasando de ser un género de minorías a un superventas. Fue desarrollado y publicado por Blizzard en Enero de 1994 en EEUU, y un año más tarde en Europa con la distribución a cargo de Interplay.

WarCraft estaba inspirado por el famoso juego de mesa de estrategia por turnos Warhammer. Emplaza su historia en el reino de Azeroth, un área del mundo ficticio del Universo WarCraft (desarrollado a lo largo de la saga). En esa tierra viven los humanos gobernados por el rey Lane Wyrne III. Un portal dimensional ha sido abierto por el último guardían Thirisfal Medivh, dando paso a una horda de salvajes horcos dirigidos por el Señor de la Guerra Blackhand (controlado secretamente por el brujo Gul’dan), empezando la Gran Guerra entre orcos y humanos.

El videojuego nos permite ponernos a los mandos de cualquiera de los dos bandos. El juego no consiste simplemente en batallar, sino que tiene un montón de funciones, siempre inspiradas por los tópicos de la literatura fantástica. Por un lado tendremos que construir distintos edificios para preparar nuestro ejercito como casas o cuarteles. Para ello deberemos conseguir materias primas como madera u oro, por lo que también necesitaremos casas para los distintos trabajadores, almacenes… A la hora de atacar podíamos coger las distintas unidades, ya fuera individualmente o en grupo, para atacar a las distintas unidades enemigas o a las diferentes construcciones.

Técnicamente no destacaba especialmente, sus gráficos eran bidimensionales y no eran una gran maravilla. El sonido tampoco destacaba especialmente. Pero esto no fue impedimento para el éxito, ya que su punto fuerte estaba en una poderosa inteligencia artificial y una dificultad bien medida. Unido a una historia que engancha y un sistema de juego que, aunque recordaba a Dune, tenía sus pecularidades que lo hacían único.

El juego se convirtió en un autentico superventas y no tardó en salir su secuela. Fue a finales de 1995 con WarCraft II: Tides of Darkness con su correspondiente expansión WarCraft II: Beyond the Dark Portal, que suponían una importante mejora en todos sus aspectos, con unas cifras de ventas muy superiores al original. Tras un tiempo de silencio llegaría en 2002 WarCraft III: Reign of Chaos y la expansión Warcraft III: The Frozen Throne, donde se daba el salto a las tres dimensiones y aumentaba exponencialmente las virtudes del juego. En 2005 se lanzaría World of WarCraft, una versión online que ha revolucionado la forma de jugar a través de la red. Cabe destacar todo el material paralelo que ha tenido la saga, en forma de libros, novelas y comics manga, además de un proyecto para hacer una versión cinematográfica.

En este video podeis ver la intro de WarCraft: Orcs & Humans (1994):

Y en este como se jugaba: