Transport Tycoon (1994)

En 1994 MicroProse lanzaría uno de los mejores (si no el mejor) simulador de compañías de transporte: Transport Tycoon. El proyecto estaba capitaneado por Chris Sawyer (responsable también de la saga Roller Coaster Tycoon) y fue distribuido inicialmente para PC, aunque posteriormente se lanzaría una versión para PlayStation. Con este título tenemos uno de los simuladores de gestión más completos que se han realizado, eso sí, con una curva de aprendizaje lo suficientemente asequible como para que sea uno de los videojuegos más venerados del género.

En Transport Tycoon nos ponemos a los mandos de una compañía de transporte que pretende hacerse con el dominio de las comunicaciones tanto por tierra mar y aire. En el caso de los transporte por tierra, tendremos que ir uniendo distintas ciudades mediante carreteras y vías de tren, y crear las diferentes estaciones en lugares estratégicos. No solo hemos de unir ciudades para transportar pasajeros y sacas de correos, sino que también tendremos que unir las distintas fábricas con los correspondientes puntos de extracción de la materia prima (por ejemplo unir la central eléctirca con la mina de carbón). Además tendremos que crear los depósitos de vehículos donde fabricar y reparar nuestra flota.

Caso parecido ocurre con los transportes por mar y aire, en los que tendremos que situar los distintos puertos y aeropuertos, con sus correspondientes puntos de fabricación. Además de las rutas que podamos crear por nuestra propia iniciativa porque creamos que sea rentable, puede haber subvenciones gubernamentales que serán concedidas a la compañía que realice el enlace primero. Si lo conseguimos nuestra compañía cogera prestigio sobre otras y facilitará nuestro objetivo de monoplizar el transporte. Otro punto a tener en cuenta son las autoridades locales, que nos pondrán trabas a la hora de hacer obras (por ejemplo si pretendemos atravesar una ciudad por una carretera o tirar muchas casas para construir un aeropuerto).

Otro factor importante es el paso del tiempo. Por un lado influirá en los vehículos, ya que mientras más viejos sean más tendencia tendrán a estropearse y se terminarán quedando obsoleto con la salida de nuevos modelos. Además las ciudades se irán desarrollando surgiendo nuevas fábricas y puede darse el caso que ciertos puntos de materia prima se agoten, quedando sus rutas inútiles y empezando a provocar pérdidas. Por otro lado tendremos que construir las carreteras y viascon sensatez, ya que si no podríamos producir accidentes que mermaran el prestigio de nuestra compañía.

Gráficamente estaba algo obsoleto para su tiempo, con una perspectiva isómetrica y gráficos de tan solo 8 bits. Esta pega quedaba eclipsada por la profundidad y calidad del juego, con una jugabilidad envidiable en el género. En el aspecto sonoro contaba con un gran abanico de melodías MIDI compuestas por John Broomhallque hacían más ameno el desarrollo del juego. Cabe destacar la IA que, aunque contaba con fallos que hacía que la máquina a veces realizara rutas poco coherentes, constituía todo un reto ya que las compañías rivales solían hacer rentables operaciones.

En 1995 se editaría Transport Tycoon Deluxe que contaba con un mayor número de escenarios y presentaba diversas mejoras que aumentaban el control sobre la red de transportes. En un principio Sawyer empezó a trabajar en el desarrollo de una secuela, pero terminaría dejando el proyecto para centrarse en RollerCoaster Tycoon. En 2004 Sawyer retomaría el proyecto y lanzaría Chris Sawyer’s Locomotion que resultaría un fracaso tanto de crítica como de público. Por otro lado cabe destacar el desarrollo de nuevas aplicaciones para el juego original por parte de programadores aficionados, que está permitiendo el uso del clásico en sistemas operativos modernos.

En este vídeo podeis ver como era Transport Tycoon:

0 pensamientos en “Transport Tycoon (1994)

  1. MD

    Genial articulo como nos tienes aconstumbrados, y bueno añado el link al engine libre del Transport Tycoon OpenTTD, el cual añade muchas mejoras, desde partidas multijugador, a mejor manejo de la interfaz, por cierto para usarlo hay que usar el pack de graficos original del Trasport Tycoon Deluxe que se puede encontrar en cualquier pagina de abandonware.

    Responder
  2. guibuu

    Ay… me has tocado la fibra sensible al hablar de este juego, que ocupa la segunda posición de mi “Top 3” particular (el primero sería Riven y el tercero Starcraft, aunque siempre es un poco injusto mezclar géneros en estas listas).

    He pasado tardes y tardes jugando al TT y sobre todo al TTD sin aburrirme ni del juego, ni de esos gráficos tan estupendos de Simon Foster (el diseñador gráfico inseparable de Chris Sawyer), ni de su apartado sonoro (sonido ambiente y música jazz). Para mí es, más que un simulador de compañías de transporte, una inmensa maqueta de tren virtual. Porque, para qué engañarnos, el tren es el absoluto protagonista del juego. Y uno se lo pasa igual de bien trazando el viario como viendo cómo funciona por sí solo.

    Un detalle: tenía entendido que RollerCoaster Tycoon surgió cuando Chirs estaba trabajando en una nueva versión del TT (vamos, que en lugar de dejarlo de lado, la futura segunda parte de TTD evolucionó hasta convertirse en RCT).

    Locomotion es un intento fallido de ser un “TTD 2”: aunque se potencia la idea de maqueta (p. ej. la forma de construir las vías, sacada del RCT, es unir tramos predefinidos) los gráficos son muy grises, el crecimiento de las ciudades es exagerado y la falta de restricciones a la hora de modificar el terreno y de construir el viario le quita mucha gracia al juego (se puede hacer todo el viario por encima de edificios existentes, levitando sobre toda la ciudad).

    Para mí la gracia está en aprender a sortear las restricciones del terreno/viario mientras creas una red viaria global (interconectando todo con todo) lo más eficiente posible, regulándola mediante el uso de semáforos, y metiendo el máximo de trenes posible mientras haces virguerías para evitar los atascos durante el trayecto (sobre todo en las intersecciones) y en las estaciones.

    La IA del juego era bastante pobre (sus trazados solían hacer loopings) y era habitual comprar las empresas competidoras (opción añadida en TTD) no por los servicios que tenían, sino para borrarlas del mapa y que no molestaran a tus trazados.

    Al final del artículo mencionas de pasada que hay aficionados mejorando y portando el juego para las plataformas actuales. Se han creado varios parches que hacían compatible el TTD con los nuevos SO y que además corregían y añadían un montón de funcionalidades, aumentando la jugabilidad una barbaridad. El más conocido es el TTDPatch, de Josef Drexler (conocido como “The Patch”).

    Pero es que los aficionados a este juego no se han quedado allí, sino que han decidido alegrarme la vida (para mí han convertido este juego en inmortal) y han creado un clon libre y perfecto del juego llamado OpenTTD. Para poder jugar se necesitan las librerías con los gráficos originales, y también se pueden copiar los temas musicales originales. Por eso digo que es un clon perfecto.

    ¿Qué ventajas tiene esto? Pues que se ha logrado tener un control absoluto de todo lo que sucede en el juego: se pueden crear mapas mucho más grandes que en el juego original, se ha traducido a muchos idiomas, se ha implementado un nuevo algoritmo para buscar rutas, se está creando una nueva IA para los competidores, se han introducido muchas de las mejoras del TTDPatch (incluyendo mejoras en las órdenes asignadas a los vehículos y nuevas señales para los trenes, que son fundamentales para crear una red viaria mucho más avanzada), se pueden ajustar muchas más opciones de la partida, se pueden añadir packs creados por otros usuarios con nuevos modelos de vehículos, de escenarios, de industrias… y seguro que me dejo un montón de cosas importantes (En resumen, las ventajas inherentes de cualquier proyecto de software libre).

    Es fantástico que este proyecto esté muy vivo hoy en día y sigan saliendo nuevas versiones (la última es la 0.5.3-RC3, de ayer 30 de Agosto). Incluso hay en proyecto adoptar un nuevo tamaño de casilla más grande, y se están creando nuevos gráficos libres (aunque a mí me encantan los originales).

    Gracias a OpenTTD puedo disfrutar de este juego en Linux de forma nativa. ¡Por Dios, si hasta lo están portando a la PSP!

    PD: Creo que me ha quedado un comentario más largo que la entrada de jaimixx… Pero creo que aporto algo, y además… ¡si no lo cuento reviento! xD

    Responder
  3. Mr.Retro

    Joer, despues del comentario anterior me da verguenza…

    Solo decir que tenia el juego en su epoca ( en perfecto castellano: ” Ciudadanos celebran llegada del tren a XX”, jajajaja) y era realmente bueno, maxime cuando a mi este tipo de juegos no me suele gustar.

    Me alegro de que el proyecto continue y ojala lo pueda ver en la PSP

    Responder
  4. el_Vania

    Uno de los primeros juegos que tuve en mi PC, allá por el ’96, junto al Duke Nukem. Te podías pegar horas y horas, días enteros sin darte cuenta… adictivo como pocos. Una pequeña obra de arte.
    Por cierto, decirte que te sigo hace tiempo, te tengo en mi blogroll linkeado… pero opino poco por falta de tiempo.
    Un abrazo y sigue con el blog… a ver si encuentras alguna joya de MSX, que era mi micro de 8 bits, que defendí a ultranza frente a los spectrum y amstrad maníacos en aquella lejana EGB!!
    Salud/OS!

    Responder
  5. kalateur

    Uno de mis favoritos en la época de los 486/pentium. A mi hermano y a mi nos gustaba tanto este juego que lo llevamos al límite, tan al límite que el ordenador nos decía que no podíamos crear más unidades. Un gran juego, sobre todo comprabas alguna empresa de la competencia y te hacias con un gran trozo del pastel 😀

    Ah! Gracias por el artículo y también gracias a los comentaristas anteriores por el tema del OpenTTD. No se me había ocurrido que existiera un proyecto así.

    Responder
  6. guibuu

    Por supuesto, en OpenTTD no existe el límite de 200 vehículos por compañía e incluso se pueden crear “trenes mamuts” con varias locomotoras y más de 10 vehículos de largo (las estaciones pueden ser más grandes también, claro). Aunque yo sigo jugando con trenes tradicionales.

    Responder
  7. Vecin

    Nunca he jugado a este juego, pero tengo un colega que debe llevar 10 años jugando con él y aún no se ha cansado, por algo será… xD

    Saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *