Archivo de la etiqueta: commandos

Commandos: Behind Enemy Lines (1998)

Tras el fin de la Edad de Oro del Soft Español (que podemos localizar sobre 1992), nos encontraríamos con una década prácticamente nefasta para el desarrollo de software de entretenimiento hispano, donde tan solo Dinamic Multimedia conseguía tener una cierta relevancia internacional. Muchas otras compañías lo intentaron pero aunque tuvieran éxitos puntuales, no tendrían continuidad y se limitarían al territorio español. Pero en 1998 habría un punto de inflexión con la llegada de Commandos: Behind Enemy Lines, un juego que revolucionaría el desarrollo de software en España y que supondría un éxito internacional sin precedentes. El título sería desarrollado por Pyro Studios, capitaneado por “Gonzo” Suárez y sería distribuido para PC por Eidos Interactive.

Commandos: Behind Enemy Lines es un videojuego de estrategia en tiempo real ambientado en la Segunda Guerra Mundial, a través de 20 misiones que se desarrollan entre Noruega, el Norte de África, Normandía y Alemania. Estamos en 1940, con la poderosa Alemania de Hitler controlando buena parte de Europa y a punto de preparar la ofensiva sobre Gran Bretaña. Un teniente coronel del ejército británico, conocido como Dudley Clarke, no está dispuesto a consertirlo y forma un comando de especialistas con el objetivo de realizar diversas misiones de infiltración, y desequilibrar la balanza de la guerra hacia el bando aliado.

La clave del juego se encuentra en el uso adecuado de las distintas habilidades de los personajes que forman nuestro comando: Jack “Butcher” O’Hara, un boina verde irlandés especialista en el combate a corta distancia y con una gran capacidad de transportar objetos (o cadáveres) pesados; Sir Francis “Duke” T. Woolridge, un francotirador letal a larga distancia; James “Fins” Blackwood, un marine australiano con capacidad de movimiento anfibio; Samuel Brooklyn, conductor estadounidense que nos permitirá el uso de cualquier vehículo terrestre; Thomas “Fireman” Hancock, el zapador que nos colocará todo tipo de artefactos explosivos; René “Frenchy” Duchamp, un espía francés infalible en el arte de “desaparecer”. Aparte de las habilidades principales, habrá algunas comunes entre algunos de los personajes (como puede ser el uso del botiquín), así como diferentes características (como la velocidad o el sigilo) que influirán en el posible éxito de cada misión.

Commandos: Behind Enemy Lines se caracterizó sobre todo por ser uno de los videojuegos más difíciles de su generación, siendo todo un reto conseguir completar las 20 misiones, teniéndolas que repetir una y otra vez hasta conseguir hallar la estrategia perfecta. Buena parte de esto es debido a un excelente diseño de niveles, tanto en lo que se refiere a la estructura de los escenarios, como a los distintos enemigos. No obstante, su alta dificultad no era impedimento de diversión para los amantes del género, gracias a la gran calidad del título.

A nivel técnico destacó el gran esfuerzo gráfico que se realizó para un videojuego de estrategia, usandose gráficos de alta definición con una renderización muy alta para lo que se había visto en el género. Los escenarios están recreados con un gran nivel de detalle y las animaciones de los personajes van más allá de los simplemente funcional.

Gracias al tremendo éxito del juego, antes de que pasara un año de su lanzamiento ya existía un pack de expansión independiente bajo el título de Commandos: Beyond the Call of Duty con ocho misiones nuevas. La primera secuela llegaría en 2001 con Commandos 2: Men of Courage, debutando la saga en el mundo de las videoconsolas. En 2003 se lanzaría Commandos 3: Destination Berlin, siendo el primer título de la serie en ser totalmente tridimensional. El último título llegaría en 2006 con Commandos: Strike Force, con un cambio radical respecto al resto de la saga, abandonándose el género de estrategia por el FPS, eso sí, con grandes dosis de sigilo.

En este vídeo podéis ver cómo es el juego:

Gonzalo “Gonzo” Suárez, reserva ibérica

Gonzalo “Gonzo” Suárez Girard nació en Barcelona en 1963. Hijo del director de cine Gonzalo Suárez, tras una incursión en la producción publicitaria, empezó a trabajar con él en películas como El Jardín Secreto o Epílogo como asistente de dirección. Sería en 1984 cuando descubriría el mundo de los ordenadores llegando a sus manos un Sinclair ZX81 y más adelante un ZX Spectrum. De esta manera empezaría de forma autodidacta el desarrollo de sus primeros programas.

De esta manera llegaría a Opera Soft donde trabajará mano a mano con algunos de los desarrolladores más brillantes del software español: Paco Menéndez (La Abadía del Crimen), José Antonio Morales (Livingstone Supongo)y Paco Suárez (La Pulga). En 1987 saldría publicado su primer videojuego, Goody, publicado para Spectrum, Amstrad CPC, MSX, MSX-2 y PC. Goody mezclaba las plataformas y la aventura, en la misión de un ladrón de atracar un gran banco. En 1988 publicaría Sol Negro, un videojuego de acción basado en el film Lady Halcón. En 1989 trabajaría con José Antonio Morales en el desarrollo de Mot, basado en el cómic de Alfonso Azpiri y que resulta uno de los juegos más originales de la época. Su último proyecto sería Crazy Billiards, que mezclaba el minigolf y los billares. Nunca vería la luz ya que Gonzo Suárez abandonaría Opera Soft en 1989 sin el proyecto acabado. Terminaría recalando en Dinamic, donde estuvo muy poco tiempo y tan solo desarrolló junto a Javier Fáfula Arantxa Sánchez Vicario Tenis, que tampoco vería la luz debido a la inminente crisis de los 8 bits. Tras esos dos proyectos inacabados, dejaría el mundo de los videojuegos (aunque aún realizaría conversiones entre plataformas) para trabajar en el desarrollo de una heramienta de diseño gráfico para Ibertex. Pero el gusanillo de los videojuegos volvió a picarle y en 1996 funda Arvirago Software junto a Diego Soriano y Jon Beltrán. Comenzarían el desarrollo de HeadHunter, un videojuego de género arcade que tampoco vería la luz al no conseguir el apoyo de ninguna distribuidora.

A pesar de este nuevo fracaso su talento era innegable y llegaría a Pyro Studios para que fuera el director de un proyecto que terminaría convirtiéndose en el juego más exitoso de la historia del soft español: Commandos: Behind Enemy Lines. Este videojuego de estrategia basado en la Segunda Guerra Mundial, vendería mas de un millón y medio de copias en todo el mundo, llegando a ser número 2 en las listas europeas y número 3 en las mundiales. Tras esto publicaría Commandos: Beyond the Call of Duty y Commandos 2: Men of Courage, también con gran éxito. Tras este reconocimiento internacional dejaría Pyro Studios para retomar Arvirago Software, donde actualmente se encuentra desarrollando The Lord of Creatures.

En este vídeo podeis ver como era Goody, la opera prima de Gonzo Suárez:


En este vídeo podeis ver la intro de Commandos: