Dragon’s Lair (1983)

Dragon’s Lair fue uno de los primero videojuegos que salieron para el difunto sistema LaserDisc. El videojuego fue desarrollado por Cinematronics, y hoy día sorprende que estemos hablando de un título de 1983. Nos encontramos con una verdadera aventura de dibujos animados que sorprendió a crítica y público en el momento de su lanzamiento. De hecho tal fue su éxito que las máquinas recreativas que contenían el videojuego, requerían un gran mantenimiento, ya que se solían estropear por exceso de uso. Con este título practicamente se iniciaba el género de la película interáctiva, es decir, se trata de una película en la que podemos interactuar en determinados momentos.

La historia nos emplaza en la época medieval, con Dirk de protagonista, que pretende rescatar a la Princesa Daphne, secuestrada por un malvado dragón. El creador de Dragon’s Lair, Dick Dyer, tuvo dos fuentes de inspiración. Por un lado la aventura conversacional Adventure, y la película de animación NIMH, el mundo secreto de la señora Brisby, donde vió la importancia de un buen trabajo de animación para su proyecto, haciendo lo posible por contratar a Don Bluth, realizador de dicho flilm.

El sistema de control es muy simple, vamos observando la película y en determinados momentos de la escena, cuando veamos a Dirk en peligro, tendremos que decidir que acción debe realizar. Para ello podemos definir una dirección con el joystick, o bien presionar el botón de acción, no bastando con elegir la correcta, sino con hacerlo en el momento justo. En el caso de que la acción no sea la correcta, veremos en la película como muere nuestro protagonista y, si acertamos, el film continúa.

Lo más sorprendente de este videojuego es, sin duda, su apartado técnico. Al frente del equipo de animación se encontraba Don Bluth, un veterano de Disney con películas en su haber como La Bella Durmiente, Robin Hood, Fievel y el Nuevo Mundo, Pulgarcita o Anastasia. Hasta tal punto es la calidad de estas animaciones, que la crítica del momento llego a considerar a Dragon’s Lair una de las mejores producciones animadas jamás creada. Por otro lado, en el apartado sonoro se hizo un gran esfuerzo contando con un doblaje de calidad, aunque tan solo contaran con Michael Rye como profesional.

Poco después se desarrollaría Dragon’s Lair II: Time Wrap, aunque no se llegaría a lanzar hasta 1991. En 1984 se lanzaría Space Ace con los mismos creadores. Durante los 80 se lanzaron diversas versiones para computadores de 8 bits, pero debido a las limitaciones técnicas no contaban con todas las escenas y su calidad era menor, por lo que se le bautizó con el nombre de Escape drom Single’s Castle. Existe una pseudosecuela llamada Dragon’s Lair III: Curse of Modread para Commodore Amiga y PC, que era una recopilación de escenas de las dos primeras secuelas incluyendo las que no se incluyeron en versiones domésticas por falta de memoria. En 2003 se lanzaría una versión remasterizada y en 2006 una versión en HD. También cabe destacar una serie de animación y otra de comics que surgieron a partir de la popularidad de la saga.

En este vídeo podeis ver un trailer del juego:

0 pensamientos en “Dragon’s Lair (1983)

  1. JuMaFaS

    El juego sorprendía por la calidad ya que es una película, aunque a mi nunca me han enganchado este tipo de juegos de pulsa en el momento correcto así que ni lo llegué a jugar. :/

    Eso sí, la de risas que me he echado viendo el video del Angry Videogame Nerd poniendo a parir a la versión de la NES de este juego. X-D

    Responder
  2. ElRoSSo

    Yo tengo la versión que apareció de PC, que sí poseía todas las escenas del original y no era una edición “recortada”, que apareció en CD poco después de la aparición de éste formato, por lo que pocos pudimos disfrutar de él. Es más, yo adquirí el juego años más tarde en un coleccionable de un periódico local, si no recuerdo mal.

    No sé si el hecho de manejarlo con el teclado repecutía de alguna forma o los timmings del momento preciso para pulsar el botón eran muy puñeteros, pero nunca llegué a pasarle el dichoso juego. Siempre me quedaba en la bóveda del dragón.

    Por cierto, qué guarrete era Don Bluth y lo guarrindongas que ponían a las féminas que salían en sendas videoaventuras. Parece mentira que acabara haciendo cosas como En busca del valle encantado XD

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *