Budokan: The Martial Spirit (1989)

Budokan: The Martial Spirit fue editado por primera vez en 1989 por Electronic Arts, existiendo versiones para Amstrad CPC, ZX Spectrum, Commodore 64, Mega Drive, PC y Amiga. Se trataba de un simulador realista de diversas técnicas marciales japonesas y que permitía realizar luchas de hasta dos jugadores. Recientemente el título ha vuelto a estar en la boca de todos gracias a su inclusión en un recopialtorio de cierto éxito títulado EA Replay. El videojuego se encuentra a caballo entre los géneros de lucha y deportivo, poniéndose más hincapié en la simulación que en la ejecución de movimientos espectaculares.

El videojuego nos traslada a Tokyo en su famoso Budokan (construido para los Juegos Olímpicos de 1964), un recinto deportivo donde se celebran las más famosas competiciones de artes marciales, aunque antes tendremos que conseguir el pase practicando nuestras habilidades en los dojos correspondientes. Budokan: The Martial Spirit nos permite participar en cuatro disciplinas distintas, Bo, donde la lucha se hace utilizando una vara alargada como arma; Karate, la disciplina más internacional y conocida; Kendo, lucha con espadas de madera; y Nunchaku, lucha con estas armas que tan de moda puso Michelangelo de las Tortugas Ninja.

Una vez que conseguimos nuestro acceso al Budokan empezaremos a enfrentarnos a distintos competidores de forma consecutiva con una dificultad que va creciendo de forma gradual. Estos contricantes utilizaran distintas técnicas y armas (incluso más que las que tiene disponible el jugador), obteniendo en pantalla cierta información del oponente antes de comenzar el correspondiente combate.

Dependiendo del tipo de enemigos elegiremos la técnica que queremos emplear y se dará comienzo al combate. Deberemos elegir sabiamente, ya que el número de veces que podemos elegir cierta arma en el juego estará limitado. Una vez comenzado el combate nuestro estado vendrá definido por dos barras: stamina, que hará las veces de barra de energía y que al consumirse se acabará el combate; ki, la barra para movimientos especiales que descenderá al realizar saltos y llaves, y crecerá si conseguimos bloquear ataques.

En el aspecto técnico el videojuego destacó en todas sus versiones, ya que se fueron aprovechando al máximo las capacidades de cada máquina. De esta manera destacaban las versiones de Amiga y PC, con una paleta de colores de 256 colores y sonido polifónico (con tarjeta Adlib en el caso de la versión de MS-DOS).

En este vídeo podeis ver como era el juego:

0 pensamientos en “Budokan: The Martial Spirit (1989)

  1. JuMaFaS

    La de horas que me tiré con este juego, aunque jugué más practicando que en los torneos, donde me tumbaban en el 4º o 5º rival, porque la dificultad ya era bastante alta. :S

    Responder
  2. Jabula

    Esta vez no me ha quedado alternativa que poner un comentario. Este fue el primer videojuego al que jugué. Tenia siete años. No obstante guardo una duda de este juego. El último luchador del torneo recuerdo que hacia exactamente lo que hacia yo, quiero decir, elegia la misma arma. Pero cuando lo derrotaba, el pc se quedaba colgado. Hecho de menos que algunos videojuegos terminen con el pc colgado, en lugar de esos fastuosos finales. Daba mucho que pensar. En fin. Enhorabuena por el blog. Tu labor es realmente encomiable. Saludos desde el palacio de Hielo.

    Responder
  3. Juanma

    Yo no me apuntaba nunca al torneo, me daba miedo que mataran a mi muñeco 🙁

    Aun asi, el entrenamiento en los dojos era buenisimo para la época, con 4 o 5 armas distintas para elegir.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *