John Romero, de la cima al fracaso

John Romero nació el 28 de Octubre de 1967 en Colorado Springs, EEUU. Su inicio en la carrera de los videojuegos está ligado con el computador Apple II. InCider Magazine, revista especializada en este ordenador, publicaría en 1984 un videojuego de Romero llamado Scout Search. A partir de ahí la compañía Capitol Ideas Software publicaría diversos juegos suyos,por lo que ganaría distintos premios de la prensa especializada. Esto le llevaría a recalar en Origin Systems en 1987, una empresa más grande donde pudo desarrollar proyectos más importantes. Durante este tiempo Romero donde trabajaría en las conversiones de 2400 A.D. y trabajaría junto a Paul Neurath, el cual le ofreció cofundar una compañía. En vez de esto, John Romero fundaría Inside Out Software y posteriormente Ideas From the Deep, compañías que se dedicaron a hacer conversiones para Apple II.

Uno de los momentos más importantes en la carrera de Romero llegaría en 1989 cuando ficha por Soft Disk como programador, donde conocería a John Carmack, Tom Hall y Adrian Carmack y juntos fundan Id Software. Su trabajo en dicha compañía durraría desde 1991 hasta 1996, consguiendo los mayores éxitos de su carrera con Commander Keen, Wolfenstein 3D, Doom, Doom II: Hell on Earth y Quake, además de ser productor de Heretic y Hexen: Beyond Heretic.

Tras tanto éxito, John Romero quería llevar más control sobre sus proyectos, así que dejaría Id Software para fundar, junto a Tom Hall, ION Storm. Fue así como se empezaría a crear en 1996 su proyecto más ambicioso: Daikatana.Dicho videojuego era un shooter que utilizaba el motor gráfico de Quake II. Aunque tenía su primera fecha de salida en 1997, sufrio diversos retrasos que hicieron que no viera la luz hasta 2000, lo que le valió las malas críticas de la prensa. A esto hay que sumar una desafortunada publicidad agresiva: unos posters de color rojo en los que se leía “John Romero’s about to make you his bitch” (“John Romero está a punto de convertirte en su puta”) y”Suck It Down” (“Chupa y traga”), que ofendió a muchos jugadores. Además tras tanto retraso, el videojuego selanzó a la par que Id Software lanzaba Quake III, por lo que no pudo competir tecnológicamente. Si a esto le sumamos que Anachronox de Tom Hall tampoco cumplió las expectativas, no es de extrañar que ION cerrara sus puertas.

A partir de ahí Romero ha ido deambulando por diversas compañías: Monkeystone Games (2001-2003) donde trabajaría en el desarrollo de videojuegos para móviles y N-Gage; Midway Games (2003-2005) donde lideraría el proyecto Gauntlet: Seven sorrows aunque dejaría la empresa antes de finalizarlo; Slipgate Ironworks (2005-2007), donde se dice que está desarrollando un MMOPG aunque aún no hay noticias y donde también lleva el proyecto de FPS Severity para Cyberathlete Professional League.

En este video podeis ver un homenaje a John Romero:

7 pensamientos en “John Romero, de la cima al fracaso

  1. pemm

    La verdad,no entiendo la mania de machacar al que destaca…
    Confio en que el tiempo sea justo y ponga a Romero en el lugar que le corresponde,a pesar de las envidias…
    El tema del video ,cojonudo…
    Un abrazo maese Jaimixx…

    Responder
  2. kalateur

    Creo que nunca debio irse de Id Software, un lugar donde hubiese tenido más éxito o al menos más soporte para llevar juegos como el frustrado Daikatana. A ver si vuelve a la primera línea de los videojuegos y nos sorprende.

    Responder
  3. discos-miticos

    Que John Romero fue el puntal del éxito de Id Software pocos lo dudan. Ahora bien, hay que decir que su batacazo con Daikatana fue justo: el hype que se montó en torno al juego fue brutal, los retrasos provocaron los primeros problemas, y el resultado final fue bastante pobre. Cuando fue lanzado estaba totalmente desfasado (y no sólo gráficamente), y tenía una cantidad de bugs interminable. Una pena, aunque todos los fanáticos de Doom sigamos esperando a que resurja de sus cenizas.

    Responder
  4. gerald

    John Romero es un pionero y un gestor de mundos espectaculares, además es de origen Mexicano, lo admiro mucho. La historia lo reivindica

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *