Archivo de la etiqueta: peliculas y videojuegos

Películas con temática de videojuegos II: Juegos de Guerra

Hoy traemos el film de 1983 Juegos de Guerra con dirección de John Badham (responsable de la primera entrega de Cortocircuito), y un guión original de Lawrence Lasker (Despertares) y Walter F. Parkes (Atrápame si puedes, La Terminal, La Isla…).

El reparto está encabezado por un jovencísimo Matthew Broderick (Lady Halcón, Negocios de Familia, Un Loco a Domicilio, Godzilla…) , al que acompañan Ally Sheedy (Bad Boys, Cortocircuito, Solo en Casa II…), John Wood (Lady Halcón, La Rosa Púrpura del Cairo, Chocolat…) y Dabney Coleman (Tootsie, En el Estanque Dorado…). La película tendría un notable éxito y, para ser una película juvenil, tendría un reconocimiento muy positivo para la crítica de la época.

Juegos de Guerra está ambientado en los años finales de la Guerra Fría y narra la historia de David, un adolescente de 15 años totalmente obsesionado con los ordenadores. Su diversión favorita es la de utilizar su modem y su ordenador para marcar números al azar y buscar una computadora en la que poder entrar. De esta manera consigue entrar incluso en el ordenador de su instituto y puede modificar sus notas. En una de sus incursiones se mete en W.O.P.R., un superordenador perteneciente a la NORAD, un comando de defensa del ejército de los EEUU que está permanentemente en alerta por un posible ataque soviético. Este superordenador controla el armamento nuclear para evitar posibles “errores humanos”.

David ignora que se ha metido en un ordenador del ejército ycree que se trata de un videojuego de guerra. Empieza a jugar con él y cambia los parámetros simulando una amenaza nuclear que en el ejército es tomada con el real, preparándose una guerra nuclear a nivel mundial. Dándose cuenta del lío que ha armado, David se tendra que poner manos a la obra, junto a su amiga Jennifer y el doctor Falken (experto en informatica inerpretado por John Wood) para detener la catastrofe que está a punto de acontecer.

Esta película introducía en le cine por primera vez a los hackers, con un buen trabajo de los guionistas, que hicieron una película comprensible para un público que jamás había visto un ordenador. Gracias a la influencia de esta película salió el término de wardialing, para definir el modo de “hacking” que utiliza el personaje protagonista para entrar en ordenadores ajenos. Las escenas que más recuerdan los fans son las que se desarrollan en el cuartel general de NORAD, con sus pantallas gigantescas mostrando el estado del mapa mundial (basado en esto se ha lanzado un videojuego llamadoDefCon).

La película costó 12 millones de dólares (de los cuales, uno fue para el escenario del cuartel de NORAD, cifra record por aquellas fechas) aunque recaudó 74 millones después de cinco meses en cartel, solo en EEUU. El film estuvo nominado para tres oscars ý otros once premios, de los que ganaría tres (Saturn al mejor director, Eddie al mejor montaje y BAFTA al mejor sonido).

Como curiosidad diremos que en casa de Matthew Broderick se instalaron una máquina de Galaga y otra de Galaxian para que practicara para una escena. También es mítica una delas frases que emitía el superordenador: <<Un juego muy extraño. La única forma de ganar es no jugar. ¿Qué tal una partida de ajedrez?>>. Actualmente se está preparando una secuela dirigida por Stuart Gillard y protagonizada por Matt Lander.

En este video podeis ver el final de la película, así que si quereis verla, no veais el video:

Películas con temática de videojuegos I: Tron

Tras haber visto películas basadas en videojuegos, empieza una serie de películas que tienen como tema el mudo del videojuego pero que no están basados en ninguno. Y si nos ponemos con esa definición probablemente el primer título que nos viene a la mente es Tron. Esta película, producida por Walt Disney Pictures, data de 1982 y estaba dirigida y escrita por Steve Lisberger (aunque el guión fue cocreado con Bonnie MacBird). Entre el elenco de actores destaca Jeff Bridges como Kevin Flynn, al que acompañan Bruce Boxleitner, David Warner, Cindy Morgan y Dan Shor. Caben destacar los artistas conceptuales de la película, por un lado Syd Mead (Blade Runner y Alien) y el dibujante de comics Jean Giraud, autor de El Teniente Blueberry.

La historia empieza en el pasado, donde Kevin Flynn, un joven programador, trabaja para una gran corporación, donde uno de los grandes ejecutivos es Dillinger. Éste engaña a Flynn respecto a las ganancias y la autoría de sus juegos de tal manera que Dillinger se queda con el copyright de dichos juegos. Ante la imposibilidad de demostrar ser el propietario, Flynn deja la compañía y se tiene que ir a trabajar a un salón recreativo donde verá, frustrado, como los chavales juegan con sus creaciones.

Años más tarde, con Dillinger convertido en todo un magnate, la compañía incrementa el nivel de seguridad en el Programa de Control Maestro (PCM) y despide a dos de sus más activos programadores: Alan y Lora. Con ansías de tener más libertad de programación, éstos van a buscar a Flynn para que les ayude a burlar la seguridad del PCM. Tras entrar en el edificio, Flynn es digitalizado y absorbido por el PCM y pasa a un mundo digital donde los programas son representados por personajes parecidos a sus creadores. Flyyn deberá encontrar a Tron, un programa de seguridad creado por Alan que le ayudaría a acabar con el PCM y poder volver al mundo real. Para ello deberá participar en diversos videojuegos como las “Motos de Luz” o una especie de Snake.

La película fue todo un hito dentro de la animación digital, ya que fue una de las primeras en usar gráficos generados por ordenador, teniendo más de media hora de animaciones. Para ello Disney adquirio la Super Foonly F-1, una computadora de tipo PDP-10 que resultaba la más rápida de la época. Para conseguir el gran efecto visual Disney contrato a las cuatro empresas líderes en gráficos por computador: Information International Inc. de Culver City, California; MAGI de Elmsford, Nueva York; Robert Abel & Associates de California; y Digital Effects de Nueva York. Para aumentar el efecto se aunaron esas técnicas digitales con avanzadas técnicas ópticas y rotroscópicas que simulaban efectos digitales. Por ello la cantidad de gráficos generados por ordenador es menor de lo que podría parecer en un primer momento. El trabajo fue tan laborioso (con la utilización de multiples capas de película) que jamás ha sido repetida por ningún otro film.

La película no funcionó en un principio en taquilla tanto como lo esperado, aunque terminaría convirtiendose en un film de culto. También estuvo salpicad por la polémica, muchos animadores de Disney se negaron a participar en la película porque decían que las máquinas terminarían sustituyéndoles. La crítica se cebó con la película y, curiosamente, no fue nominada al Oscar a los mejores Efectos Especiales por que la academia consideraba que usar ordenadores era hacer trampa. A pesar de todo, Tron crearía el subgénero de la realidad virtual dentro de las películas de ciencia ficción (con títulos como Johnny Mnemonic o el propio Matrix). Tuvo su propio videojuego e inspiró a otros muchos. Se llegó a empezar un proyecto de hacer una secuela titulada Tron 2.0 pero finalmente fue desechada y tan solo se creo un videojuego con ese título en 2003 con escaso éxito, donde el protagonista era el hijo de Alan.

Aquí podeis ver el trailer de la película:


Y aquí la mítica escena de las “motos de luz”:

Películas basadas en videojuegos (parte II)

El siguiente año destacable sería 2001. Por una parte se hizo la adaptación de uno de los juegos más influyentes de los 90, Tomb Raider. Bajo el título de Lara Croft: Tomb Raider se nos presentaba una película de aventuras protagonizada por Angelina Jolie, en un excelente trabajo de casting al buscar la actriz que encarnara a Lara. La película supo transmitir el espíritu del juego tanto en los escenarios como en la actitud de Lara, siendo una de las películas sobre videojuegos que más contentaron a los jugadores. La películatuvo dos problemas: por un lado la saga de videojuegos estaba en plena crisis con sus peores entregas y por otro, al intentar pasar argumentos del juego a la gran pantalla, el resultado no terminaba de despuntar con el público general. Aún así, con una taquilla aceptable (aunque menor de lo esperado) en 2003 vendría una secuela titulada Tomb Raider: La Cuna de la Vida y actualmente se prepara una tercera entrega.

El otro gran título de 2001 sería Final Fantasy:La Fuerza Interior, una película de animación que pretendía basarse en la famosa saga de juegos de rol. Aunque la relación entre la película y los videojuegos es practicamente nula (apenas un par de referencias), destacaba en su excelente apartado técnico. El film pretendía alejarse de los dibujos animados e intentar simular al máximo personas reales, llegando en algunos de los personajes a saltar la duda sobre si estaban interpretados por actores. La película no despuntó debido a un guión excesivamente lento y que en ocasiones parecía más importante elalarde técnico que el argumento.

En 2002 aparecería Resident Evil protagonizado por una Mila Jovovich en horas bajas. Aunque el videojuego era de terror, el film era más bien una película de acción.Las referencias con el videojuego no eran muchas, simplemente el argumento principal algo modificado, pero quedó una película de acción bastante entretenida que tendría su continuación en 2004 con Resident Evil: Apocalypse. En 2003 vendría a lagran pantalla un clásico de las recreativas, The House of Dead. Sería dirigida por Uwe Boll, un director alemán que se ha dedicado a hacer adaptaciones de videojuegos con un resultado nefasto tanto de calidad cinematográfica como de referencia al juego. Esta película se basaba en desnudos y visceras y tuvo un nefasto resultado, de tal manera que la segunda parte (más aceptable) fue a cargo de Michael Hurst en 2005.

En 2005 Uwe Boll volvería a atacar con Alone in the Dark, una película que consiguió el premio Stinky Awards a la peor película y que resulta todo un insulto al genial videojuego. Ese mismo año, saldría Doom, película de acciónprotagonizada por The Rock, que cambiaba el argumento original y resultó bastante decepcionante. Curiosamente, este film finalmente se lanzó casi diez años después de empezar a gestarse. Tambien en 2005 Boll volvería con otra nefasta producción, BloodRayne, a la queno pudo ni salvar su excelente reparto con Michelle Rodríguez, Michael Madsen y Ben Kingsley.

En 2006 tendríamos dos títulos destacados. Primeramente Dead or Alive, una película donde se ha destacado más la anatomía de las protagonistas que un posible argumento o relación con el videojuego (aunque dicha anatomía también está destacada en el juego). Y por otro, elmás interesante, Silent Hill que se ha convertido en un film de terror de bastante éxito por todo el mundo.La película es bastante fiel a la saga y resulta interesante, por lo menos está al nivel de otras películas del género y es de las mejores adaptaciones de videojuegos.

Y hasta aquí lo que se ha realizado, pero aún sigue habiendo muchas películas en proyecto.

Para 2007 se espera Castlevania (dirigida por el mismo director que Resident Evil), Hitman (protagonizada por Vin Diesel), MaxPayne, Gods of War y nuevas secuelas de Resident Evil y Mortal Kombat. Uwe Boll nos amenza con nuevos títulos como Dungeon Siege, Bloodrayne 2, Postal, Far Cry… Y para más adelante hay proyectos de lo más variopinto como Halo, Prey, Splinter Cell, WarCraft, Prince of Persia, Metal Gear

En este video podeis ver el trailer de Lara Croft: Tomb Raider:

Aquí Final Fantasy: La Fuerza Interior:

Y aquí el trailer de Silent Hill:

Películas basadas en videojuegos (parte I)

Teniendo en cuenta que en los últimos años el comercio del videojuego se ha convertido en el principal dentro del mercado de ocio, no es nada raro que este mundillo se haya terminado colando en otros sectores del ocio. El más destacado quizá sea el mundo del cine que, aunque entró tarde, actualmente tiene mucha presencia de los videojuegos. Aunque anteriormente ya se habían hecho alguna inclusión en el mundo de las películas de video (como Art of Fighting: The Movie), se puede poner como primera película Super Mario Bros the Movie de 1993. Esta película, protagonizada por Bob Hoskins, nos contaba las peripecias de los personajes de Super mario Bros. La película no encajaba bien, por un lado tan solo Hoskins mantuvo el espíritu del videojuego y al intentar adaptar el extraño guión del videojuego a una película, se creó una historia extraña, aburrida y poco creíble.

A pesar de este pequeño fiasco, la película llegó a funcionar entre el público adolescente, por lo que en el año siguiente se siguieron produciendo películas de este tipo. La siguiente sería Street Fighter, una película protagonizada por Jean-Claude Van Damme y Raul Juliá, basada en los personajes de la serie Street Fighter II. Al contrario del videojuego (que se basaba en la historia de Ryu), la película se centra en Guile (que para eso es el americano) y su lucha contra M. Bison. Aunque las caracterizaciones de los personajes eran bastante interesantes, se les cambió la personalidad a alguno de los personajes y, aunque parezca mentira en una peli de Van Damme, las peleas y los movimientos especiales resultaban decepcionantes. Por otro lado se realizó una película animada de mucha más calidad y que reflejaba mucho mejopr el espíritu del juego. Existió una versión japonesa con un enfoque más humorístico.

En 1994 se proyectaron también otras dos películas basadas en videojuegos ilustres. La primera se basaba en Double Dragon, pero dándole un tomo de comedia y lo cierto es que la película da risa… de lo mala que es. Sin apenas presupuesto, con unos chistes pésimos y unos protagonistas que para nada conservaban el espíritu del videojuego, solo es destacable por la curiosidad de ser uno de los primeros trabajos de Alyssa Milano. La otra película se inspiraba en Fatal Fury, se trataba de una película animada que contaba más o menos la historia de los protagonistas, pero que apenas tuvo relevancia fuera de Japón.

El siguiente juego en plasmarse en la gran pantalla sería Mortal Kombat en 1995. En este film aparecían todos los personajes con actores desconocidos exceptuando Raiden que era interpretado por Christopher Lambert. Precisamente el papel de Lambert desluce un poco la película, que respeta casi totalmente la historia y tiene una buena cantidad de peleas, pero la necesidad de poner a un actor conocido obligó a poner a Lambert en un papel que no le iba y que perdería su protagonismo original. La película funcionó bastante bien y en 1997 tendría una secuela llamada Mortal Kombat: Annihilation, ya sin Lambert.

A partir de ahí hubo una época sin títulos relevantes aparte de versiones animadas de Tekken y Pokemon (que eran exactamente iguales que la serie). El siguiente título de importancia fue Wing Commander en 1999. La película fue dirigida por Chris Roberts, que era también el diseñador del videojuego. Estaba bastante bien realizada y tenía unos efectos especiales bastante interesantes. Evidentemente existen películas de ciencia ficción superiores pero resultaba entretenida y es de lo más decente que se ha hecho en cine basado en videojuegos.

En este video podeis ver el trailer de la película de Super Mario Bros:

En este video podeis ver Mortal Kombat:

En este otro el trailer de Wing Commander: